El clima en Neuquén

icon
29° Temp
18% Hum
La Mañana Carlos III

La fortuna del rey Carlos III: construyó un imperio antes de heredar el de su madre

Como príncipe, Carlos usó exenciones de impuestos, cuentas en el extranjero y astutas inversiones inmobiliarias. ¿Cuántos millones de dólares tiene?

Carlos, pasó medio siglo convirtiendo su patrimonio real en una cartera de miles de millones de dólares y uno de los ingresos más lucrativos en el negocio de la familia real. Mientras que su madre, la reina Isabel II, delegó en gran medida la responsabilidad de su patrimonio, Carlos estuvo mucho más involucrado en el desarrollo de la propiedad privada conocida como el Ducado de Cornualles. En este sentido, durante la última década, reunió un gran equipo de gerentes profesionales que aumentaron el valor, como así también las ganancias de su cartera en aproximadamente un 50%.

Actualmente, el Ducado de Cornualles (un ducado es un territorio tradicionalmente gobernado por un duque o una duquesa) es propietario del histórico campo de cricket conocido como The Oval, exuberantes tierras de cultivo en el sur de Inglaterra, propiedades vacacionales junto al mar, oficinas en Londres y el depósito de un supermercado suburbano. La cartera de bienes raíces de alrededor de 52.000 hectáreas es casi del tamaño de Chicago y genera millones de dólares al año en ingresos por alquiler.

Te puede interesar...

Las tenencias del conglomerado están valoradas en aproximadamente 1400 millones de dólares, en comparación con los 949 millones de dólares de la cartera privada de la difunta reina. Estas dos propiedades representan una pequeña fracción de la fortuna de la familia real, estimada en 28 mil millones de dólares. Además de eso, la familia tiene una riqueza personal que sigue siendo un secreto muy bien guardado.

Fortuna. Rey Carlos III.

Como rey, Carlos se encargará de la cartera de su madre y heredará una parte de esta fortuna personal incalculable. Mientras que los ciudadanos británicos normalmente pagan alrededor del 40 por ciento del impuesto a la herencia, el rey Carlos está exento de ese impuesto. En tanto, pasará el control del ducado a su hijo mayor, Guillermo, para que lo siga desarrollando sin tener que pagar impuestos corporativos.

Carlos III: una realidad muy diferente a la de sus súbditos

El crecimiento de las arcas de la familia real y la riqueza personal del rey Carlos durante la última década se produjo en un momento en que el Reino Unido enfrentaba profundos recortes presupuestarios de austeridad. Los niveles de pobreza se dispararon y el uso de los bancos de alimentos casi se duplicó.

Durante mucho tiempo, su estilo de vida palaciega y polo ha alimentado las acusaciones de que no está en contacto con la gente común.

Su ascenso al trono se produce mientras el país sufre una crisis del costo de la vida que se espera que empeore aún más la pobreza. Al ser una figura más divisiva que su madre, es probable que el rey Carlos III impulse los reclamos de quienes cuestionan la relevancia de la familia real en un momento de dificultades públicas.

Laura Clancy, autora de Running the Family Firm: How the Monarchy Manages Its Image and Our Money, dijo que el rey Carlos transformó las cuentas reales que en algún momento fueron sedentarias. “El ducado se ha estado comercializando constantemente durante las últimas décadas”, relató la escritora. “Se maneja como un negocio comercial con un director ejecutivo y más de 150 empleados”. Lo que solía considerarse como un “montón de tierras de la nobleza terrateniente” ahora funciona como una corporación, sentenció.

El Ducado de Cornualles se estableció en el siglo XIV como una forma de generar ingresos para el heredero al trono y básicamente financió los gastos privados y oficiales de Carlos. Un ejemplo de su poderío financiero es que la ganancia de 28 millones de dólares que obtuvo el año pasado eclipsó su salario oficial como príncipe, que es poco más de 1,1 millones de dólares.

The Brit Oval Cricket Ground, en Kennington, es porpiedad del ducado de Cornualles.

Cuál es la fortuna de la familia real británica

La fortuna real generalmente se divide en cuatro grupos. El primero y más destacado es el Crown Estate, que supervisa los bienes de la monarquía a través de una junta directiva. Como es el rey, Carlos será su presidente, pero no tiene la última palabra sobre cómo se gestiona el negocio.

El patrimonio, cuyo valor contable oficial es de más de 19 mil millones de dólares, incluye centros comerciales, calles concurridas en el West End de Londres y un número creciente de parques eólicos. Los miembros de la realeza solo tienen derecho a obtener ingresos por el alquiler de sus propiedades oficiales y no pueden beneficiarse de ninguna venta, ya que no son propietarios personales de los activos.

Las ganancias, valoradas en unos 363 millones de dólares este año, se entregan al Tesoro, que a cambio le da a la casa real un pago llamado subvención soberana basada en esas ganancias, que debe ser complementada por el gobierno si es inferior a la del año anterior. En 2017, el gobierno aumentó el pago de la familia al 25 por ciento de las ganancias para cubrir los costos de renovación del Palacio de Buckingham.

Príncipe William.

La última subvención soberana recibida por la realeza fue de alrededor de 100 millones de dólares, que la familia, incluido Carlos, ha utilizado para deberes reales oficiales, como visitas, nómina y limpieza. No cubre los costos de seguridad de la realeza, que también los paga el gobierno, pero el costo se mantiene en secreto.

Otra gran fuente de dinero es el Ducado de Lancaster. Esta cartera de 949 millones de dólares es propiedad de quien ocupe el trono. Pero el valor de ese fideicomiso se ve empequeñecido por el Ducado de Cornualles, la tercera fuente del dinero real, que Carlos ha presidido durante mucho tiempo como príncipe. Generando decenas de millones de dólares al año, el ducado ha financiado sus gastos privados y oficiales, y ha financiado a Guillermo, el heredero al trono, y a Kate, la esposa de Guillermo.

La reserva final de dinero, y la más secreta, es la fortuna privada de la familia. Según la Rich List, el catálogo anual de la riqueza británica publicado en The Sunday Times, la reina tenía un patrimonio neto de unos 430 millones de dólares. Eso incluye sus bienes personales, como el Castillo de Balmoral y Sandringham Estate, que heredó de su padre. Gran parte de su riqueza personal se ha mantenido en privado.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario