El clima en Neuquén

icon
13° Temp
56% Hum
La Mañana Neuquén

La fruticultura "no se mancha" en Neuquén

Petróleo y frutas parecen dos categorías incompatibles dentro de un mismo territorio. El desafío de Vaca Muerta es generar el empleo de la economía del futuro.

La convivencia entre el petróleo y la fruticultura, en un mismo territorio, no parece tener un futuro amable en la provincia de Neuquén. No se trata de excluir a la actividad que genera divisas e impulsa la nueva economía neuquina, sino de hacer el foco en evitar daños colaterales.

La zona con mayor riesgo está comprendida desde Vista Alegre hasta San Patricio del Chañar, donde hay pozos petroleros, en una formación llamada punta rosada. Es el último bastión de la antigua fruticultura. que amenaza con devastarse, como sucedió en Plottier y, en la actualidad, Centenario. Se hicieron nuevas perforaciones, pero hay pozos viejos, incluso dentro de propiedades y chacras con plantaciones.

Te puede interesar...

Hace unas semanas hubo una fuga de petróleo en un caño de distribución de un pozo a una batería en Villa Manzano, dentro de la zona rural. Más allá de la pelea que tienen los superficiarios con las operadoras (por contratos y dinero) los pozos que en cercanías de la zona en producción tendrían que tener un especial cuidado. Un derrame no sólo genera un problema ambiental, sino la dificultad de certificar las frutas de exportación.

Manzanas
   Los fruticultores podrán acceder a beneficios impositivos.
Los fruticultores podrán acceder a beneficios impositivos.

El investigador de la UNCo, Joaquín Perren, quien ha dedicado tiempo al estudio de estas tensiones entre los dos mundos, dijo que, bajo este esquema, es casi imposible que las dos actividades se desarrollen en un mismo territorio. Los productores y empresarios, no se animan a expresar enfáticamente en público lo que se cuenta en privado: la fruticultura no es una política central del gobierno. Ni siquiera secundaria y la lucha por el territorio, por ahora, la viene ganando el petróleo.

Los pocos chacareros independientes, esos que hicieron historia en la región, hoy están desunidos y dominados. Nunca pudieron articular un sistema cooperativo como en otros países. Nadie comparte herramientas e insumos, y contar con diez hectáreas de unidad productiva mínima, al menos en la fruta de pepita, es estar condenado al fracaso. No ayudan las heladas tardías, el cambio de clima ni los subsidios, muchas veces magros, de los gobiernos. Tampoco la macroeconomía y un dólar invertido, donde los insumos se pagan a valor bue y las exportaciones se liquidan a valor oficial. El mundo al revés.

Vaca Muerta (3).jpg
El petróleo es la economía actual de Neuquén. Pero los demás sectores, como la fruticultura, piden ser escuchados para sostenerse.

El petróleo es la economía actual de Neuquén. Pero los demás sectores, como la fruticultura, piden ser escuchados para sostenerse.

Vaca Muerta tiene la misión de generar una economía de transición, donde la agricultura tecnificada también podría una opción de mercado. El mundo necesita alimentos.

El país mira a Vaca Muerta, pero también desvía los ojos, hacia donde va el mundo: las energías limpias y también el litio. Argentina es el cuarto productor mundial del recurso, luego de Australia, Chile y China. El triángulo del litio compuesto por Argentina, Bolivia y Chile cuenta con cerca del 65% de los recursos mundiales.

Neuquén también tiene todo para que Vaca Muerta diseñe la nueva plataforma de empleos del futuro, si es que hay interés político seriamente. Una política de avanzada, por fuera del griterío de la campaña política, y los fáciles golpes de efectos para la tribuna popular. ¿Será eso posible? Para muchos, la fruticultura no se mancha.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario