El clima en Neuquén

icon
20° Temp
26% Hum
La Mañana abuelo

La historia de la foto viral del abuelo y su nieto almorzando juntos

El encuentro fue en una parrilla de Lanús, Buenos Aires. Un periodista capturó el momento y se viralizó en las redes.

Un abuelo con su nieto, compartieron un almuerzo en una parilla de Lanús. Un periodista que se encontraba en el lugar se emocionó con el encuentro y decidió capturar la imagen, que luego publicó en Twitter. En la red social se generó un debate entre usuarios en torno a las relaciones con los abuelos.

Benjamín, es el pequeño de 8 años que disfrutaba el almuerzo con su abuelo Luis de 84. El nene había estado con fiebre unos días antes, por lo que su mamá no lo había dejado visitar a su papá previniendo un posible contagio. Por ese motivo, el hombre decidió almorzar solo en una parrilla de su barrio.

Te puede interesar...

"¿Está mejor Benja?", le preguntó Luis a su hija Gabriela por teléfono, mientras esperaba su plato de pastas. Gabriela le preguntó donde estaba y le contestó: "en la parrilla". A lo que ella le dijo: "¿Estás en la parrilla? Bueno, esperame, saco a los perros y voy con Benja". Gabriela caminó junto a Benjamín hasta la parrilla mientras paseaban a los perros. "Yo me quedo con el abuelo", aseguró el pequeño.

Nicolás Ieraci, un periodista y fotógrafo aficionado, estaba en la misma parrilla y vio a su izquierda cómo un nieto y su abuelo charlaban y se miraban a los ojos. Resaltó que la mesa de ellos era la única en la que no había celulares. Fue en ese momento, que decidió sacarles una foto y publicó la imagen en Twitter acompañada de un texto que decía: "Disfrutalo pibe, disfrutalo mucho. Es el mejor momento de tu vida".

https://twitter.com/NicolasIeraci/status/1556321499203649538

Al día siguiente, se enteraron que en Twitter se había viralizado la imagen que inspiró a que otros usuarios compartieran las suyas y reflexionaran acerca del tema. "Que foto. Daría un año de mi vida por un almuerzo con mi viejo y mis 2 abuelos", fue uno de los comentarios.

Durante la media hora que almorzaron, Benjamín y Luis hablaron de Luna y Messi, los perros, de que Gabriela los había sacado a pasear y de que el niño ya se sentía mejor de la fiebre. También suelen jugar al dominó y hablar del colegio, de números, de meteoritos y de la NASA.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario