La mamá de Sofía sigue prófuga y no hay rastros de ella

La mujer está imputada por la muerte de su pequeña hija de 3 años. El 6 de octubre se cortó la tobillera y escapó. La busca hasta la Interpol.

Una semana pasó desde que Janet Neira se cortó la tobillera electrónica y escapó de su chacra en Chichinales. Junto a su pareja, la mujer de 27 años está imputada por la muerte de Sofía, su pequeña hija de 3 años. Desde su desaparición, se libró una orden de captura internacional, pero aún no hay rastros de ella.

Sofía falleció en febrero de 2019 en el hospital de General Roca a raíz de una peritonitis provocada por los golpes que recibió en el estómago por parte de su madre y su padrastro. Allí también se constató que había sido abusada sexualmente.

Te puede interesar...

La mujer, de 27 años, se encontraba en una chacra de Chichinales con tobillera electrónica, la cual rompió el domingo 6 a la noche para darse a la fuga. El lunes se llevó a cabo una audiencia en General Roca en la que se la declaró en rebeldía y se libró la orden de captura internacional.

A la fecha, no hay pistas que indiquen el paradero de Janet Neira y los perros rastreados usados en la investigación siguieron su olor hasta la costa del río.

Los hechos imputados, según la fiscalía, ocurrieron en Lamarque, durante octubre de 2018 y posteriormente, en el domicilio familiar. Duraron hasta que la niña fue ingresada al hospital de Lamarque el 1 de febrero y luego al sanatorio, en Roca.

Calificación legal propuesta por la fiscalía

  • Para el padrastro de la nena: “lesiones leves calificadas por un hombre contra una mujer, en el marco de violencia de género, reiteradas en un número indeterminado de veces, como autor; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, como autor; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima, por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y guardador de la víctima, como autor, y en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, autor; abandono de persona seguida de muerte, como co-autor; todo en concurso real.
  • Para la madre de la nena: “lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas en un número indeterminado de veces, autora; abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años, partícipe necesario; corrupción de menores agravada por la edad de la víctima, por mediar violencia física, por ser el autor persona conviviente y ascendiente de la niña, como partícipe necesario; en concurso ideal con la figura anterior; desobediencia a una orden judicial, como autora; abandono de persona seguida de muerte calificado por el vínculo, como co-autora; tenencia ilegal de pornografía infantil agravada por la edad de las víctimas, como autora. Todo en concurso real”.

LEÉ MÁS

Reformularon cargos a los padres de Sofía, la nena de 3 años que murió tras ser abusada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído