La mano viene torcida en fútbol

Flojo debut. La sub-23 cayó 2-0 frente a Portugal. El segundo, un blooper de Rulli, que era figura. La torcida nos gastó. Quedan dos finales.

Río de janeiro

El fútbol nacional tuvo un arranque amargo. Cayó 2-0 ante Portugal y terminó con el invicto de 20 años. Ahora tiene que remontar contra Argelia para no volverse a casa enseguida.

Argentina demostró ser un equipo con variantes de mitad de cancha hacia adelante, pero demasiado vulnerable en los últimos metros. El vuelo ofensivo no lo equilibró con los ajustes en el fondo y Gerónimo Rulli se encaminaba a ser figura, aunque su gran actuación luego quedó marcada por un blooper en el segundo gol de los europeos.

En la primera etapa, el arquero albiceleste mostró seguridad y decisión y evitó la arremetida de los portugueses, que en los primeros 25 minutos inclinaron la cancha hacia el campo argentino.

EL GOL DE LA SENTENCIA: RULLI ERA FIGURA, HASTA EL SEGUNDO TANTO DE PORTUGAL, UN BLOOPER.

La primera situación clara del combinado nacional llegó a los 27 minutos. Un cambio de frente de Víctor Cuesta para José Luis Gómez, quien asistió a Ángel Correa con un centro atrás, que terminó por ser despejado por la defensa.

Gómez, el hombre de Lanús, fue la mejor carta del equipo del Vasco, que antes de que terminara la primera parte, tuvo un cabezazo de Cuesta y un remate cruzado del pibe Granate.

En el complemento, Jonatan Calleri lo tuvo a los 2 minutos. En una contra que se inició en Gómez y desde la mitad de la cancha, el ex Boca y San Pablo recorrió en soledad el campo portugués hasta quedar mano a mano con Bruno Varela. El travesaño evitó el gol argentino.

El Vasco mandó a Pavón al campo de juego. El jugador de Boca tuvo una enseguida, tras una contra que terminó con la asistencia de Calleri, quien enganchó para adentro y sacó un remate que terminó en las manos del arquero. Después, Rulli se convirtió en héroe y villano. A los 20 minutos llegó el gol de Paciencia, siete más tarde el arquero tapó un mano a mano y diez minutos después protagonizó el blooper y la sentencia para Argentina. El remate de Pité, fácilmente controlable, le pasó por entre las piernas, de cañito.

Argentina buscó el descuento, pero el arco se le cerró. Ni siquiera una chilena de Gio Simeone, con Varela desentendido de la jugada, pudo abrir el tanteador. Así, hasta hubo gaste de la torcida brasileña. El domingo, a las 18, tiene revancha contra Argelia. A ganar o ganar.

FRASES
"Portugal parece que juega de memoria. Tuvimos nuestras situaciones, pero se nos cerró el arco. Esto recién empieza y el domingo tenemos revancha”.
Víctor Cuesta Capitán del equipo nacional
"Perdimos la primera final, pero todavía nos quedan dos. Tuvimos ocho situaciones de gol y no pudimos convertir. Ojalá se nos abra el arco”.
Julio Olarticoechea Técnico de la Selección

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído