La mejor cosecha olímpica en 68 años

En Londres 1948 fue la última vez con 3 doradas.

RÍO DE JANEIRO
Con la medalla de oro en el hockey masculino, el primero en la historia olímpica en esa disciplina, Argentina consigue su tercera presea dorada, un logro que no se alcanzaba desde los Juegos de Londres de 1948.

El máximo anhelo de una participación olímpica fueron conseguidas en aquel año por el mítico boxeador Pascual Pérez en la categoría hasta 51 kilos. El pugilista, de apenas 22 años por entonces, le ganó la final al español Luis Martínez Zapata. Luego el mendocino sería el primer campeón del mundo y se convertiría en el único en conseguir los dos logros.

También desde el boxeo, Rafael Iglesias obtuvo la segunda medalla dorada en la categoría pesados frente al sueco Gunnar Nilsson.

La tercera llegaría con la mejor actuación del atletismo argentino. Delfo Cabrera, un bombero voluntario bonaerense, ganó una histórica maratón olímpica por las calles londinenses.

Antes de eso, Argentina ya había cosechado tres doradas en Los Ángeles 1932, además de una medalla de plata, como hasta ahora en Río, y en Amsterdam 1928, donde también hubo tres de plata y una de bronce.

Cortitas y al pie
Cachito de show, la abuela y fiesta

El espectáculo de Vigil
“Este último minuto, dejame cantar...”, le pidió Sergio Vigil, el ex entrenador de Las Leonas, a Gonzalo Bonadeo en el final de la transmisión. Cachito fue un verdadero show y vivió a full el partido. ¡Campeón!

Hinchada de oro
La selección argentina, como a lo largo del torneo, copó el estadio y alentó sin parar al equipo que retribuyó con la conquista del oro. Fuimos locales en Brasil.

La abuela que es furor
La abuela de uno de los leones se convirtió en uno de los personajes más queridos de la delegación argentina en Río.

Se trata de Irene, de 80 años, abuela del goleador de la selección de hockey masculino, Gonzalo Peillat.

OPINIÓN
Argentina , un auténtico campeón

Raúl Molla
Entrenador de hockey neuquino

Antes de comenzar el torneo, yo dije que el hockey masculino iba a ser medallista en los Juegos. Tuvo una primera fase irregular ya que pasó por todos los resultados, ganó, empató, perdió para quedar tercero en su zona. Y termina jugando la final con el primero de la otra zona. Además, tuvo a dos jugadores quebrados que no pudieron jugar la final: Lucas Rey y Matías Paredes. Si se empieza a asociar todo eso, quedó demostrado que Argentina fue un auténtico campeón, dando una clase ante Alemania, que es el bicampeón olímpico, y hoy –por ayer- ante Bélgica, que fue una máquina durante todo el torneo, un equipo que juega como los oceánicos, con mucha velocidad y asumiendo riesgos. Fue un logro que nos dio mucha felicidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído