El clima en Neuquén

icon
Temp
52% Hum
La Mañana agua

La nieve aumentará los caudales de agua pero se espera una primavera complicada

Aunque hay un 20% más de reservas de nieve, se espera una primavera calurosa y seca que complicará la disponibilidad de agua. Llaman a hacer un uso racional del recurso.

Las intensas nevadas que afectaron a la zona cordillerana traen buenas expectativas para la recuperación de los caudales en los ríos de la cuenca neuquina. Después de muchas temporadas de sequía, se podrán mejorar los niveles en los embalses, aunque no en el volumen necesario para llegar a los máximos históricos. Por eso, desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) mantienen la emergencia hídrica.

El presidente de Emhidro y representante de Neuquén en la AIC, Elías Sapag, explicó que las nevadas de este año no se registraban en la provincia desde hace 15 años, por lo que el nivel de reservas de nieve superó la media en un 15% o 20%. Aunque esto permite recuperar parte de los caudales, se espera una primavera y un verano con temperaturas muy altas y baja humedad, por lo que aún hay que tener precaución y limitar la erogación de agua de los embalses.

Te puede interesar...

En diálogo con LU5, Sapag explicó que "los caudales apenas superan la media en el Limay y están por debajo en un 30% en el Neuquén", por lo que incluso a pesar de estas nevadas, se restringirá la erogación de agua para producir energía eléctrica, con el objetivo de garantizar la disponibilidad del recurso para el consumo humano, riego y producción de las industrias.

"Mientras los caudales no aumenten vamos a mantener la emergencia", dijo el ingeniero y agregó que, en el embalse de El Chocón, se recuperaron 2,5 metros de nivel, pero los registros siguen 8 metros abajo. En Piedra del Águila, por su parte, se recuperaron 4 metros, y todavía faltan 2 para llegar a los máximos históricos.

Según detalló, se espera la llegada de otro frente que afectará sobre todo a la zona Sur de la provincia, por lo que el Limay y el Collón Curá se verán afectados por nuevas precipitaciones, más en forma de lluvia que de nieve. La expectativa de una tercera crecida, sin embargo, genera malas perspectivas para la primavera y el verano, cuando se esperan meses de mucho calor y clima seco, que complicará el nivel de los caudales.

Sapag explicó que se esperan crecidas en el Neuquén, que se nutre de la nieve, mientras que los niveles serán más bajos en el Limay, que depende sobre todo de las lluvias. Por eso, recomendó que la población mantenga el hábito de hacer un uso racional del agua, ya que llegará un verano de alta demanda.

Atentos a las olas de calor que se viven en el Hemisferio Norte, el ingeniero de AIC aclaró que es necesario realizar tareas de planificación y ser muy cuidadosos para evitar los incendios forestales que ya afectaron a distintos países del norte durante su temporada de verano, que marcó registros récord de altas temperaturas. "Hay que estar atentos y ser responsables", dijo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario