La nueva bandera se lució en los festejos

El intendente Martín Farizano y el gobernador de la provincia Jorge Sapag encabezaron los actos oficiales desarrollados ayer e izaron por primera vez la insignia creada recientemente.

El jefe comunal resaltó que la bandera expresa la identidad de la ciudad y su absoluta pertenencia a la República Argentina y a la provincia.  
 
Neuquén > La lluvia obligó a la puntualidad. A las 10, tal como estaba anunciado, comenzaron los actos por el 106º aniversario de la ciudad de Neuquén. A esa hora, el gobernador de la provincia, Jorge Sapag, el intendente de la ciudad, Martín Farizano, vecinos y funcionarios provinciales y municipales inauguraron los festejos del 12 de septiembre.
El gris del cielo y la lluvia que no cesó durante todo el acto protocolar no arruinaron lo que estaba previsto. Luego de la llegada de los mandatarios, el cantautor Jonatan Lillo fue el encargado de abrir la celebración entonando los himnos nacional y provincial.  
La nueva bandera de la ciudad fue el centro de los festejos, y antes de su bendición y entronización, Farizano entregó un ejemplar al gobernador de la provincia, a la Legislatura provincial y a su creador, el artista plástico Carlos Alberto Juárez.
Después le siguieron las palabras del obispo Marcelo Melani, quien centró su discurso en la heterogeneidad que ofrece la ciudad producto de la llegada de gente desde todos los puntos del país. Luego fue el turno del presidente del Consejo de los Pastores de la ciudad, Omar Agüero, quien le reclamó al intendente y al gobernador el trabajo y el compromiso de los estados provincial y municipal "en pos de forjar una ciudad segura y pacífica".
 
El momento más esperado
Antes de los discursos, se produjo el momento más esperado por todos: la llegada de la bandera de la ciudad, que "cayó del cielo", en manos de un paracaidista que, a las 10.30, bajó flameando la nueva insignia neuquina.
Luego de tocar tierra, dos chicos vestidos como granaderos fueron los encargados de desfilar la bandera hasta el tercer mástil donde Farizano y Sapag fueron los encargados de izarla por primera vez después de que el obispo Melani se encargara de bendecirla. Una vez en el mástil, y a pocos metros de allí, se descubrió una placa que testificará por siempre el 12 de septiembre de 2010. "Aquí se izó por primera vez la bandera", reza la placa colocada sobre el césped en el ingreso a los mástiles de la Plaza del Centenario.
Con la nueva insignia flameando en el cielo, Farizano ofreció un discurso que estuvo enfocado al significado y a la connotación que se quiso dar con la creación de la bandera.
"Es la síntesis que implica conjunción, de los colores patrios y los colores de la provincia, la reproducción geográfica y al mismo tiempo simbólica de los dos ríos confluyendo en un encuentro que expresa a la ciudad de Neuquén, encuentro de los pueblos originarios y los criollos que vinieron, entre los neuquinos y los que hemos adoptado a nuestra ciudad como lugar para vivir, para construir nuestra familia y para desarrollarnos. Significa la confluencia de las distintas formas de pensar de nuestra cultura", expresó el jefe comunal.
Luego de referirse a los lineamientos de su gestión que también persiguen esta idea, Farizano hizo mención a la nueva insignia, precisando que "pocas ideas expresan simultáneamente la identidad de la ciudad de Neuquén y su absoluta pertenencia a la República Argentina y a la provincia. Espero que este símbolo también aporte a lo que considero que es imprescindible, un conocimiento de lo que nosotros decimos que es la frase que sintetiza este Bicentenario para nuestra ciudad, 'Un solo cielo nos abraza'".
 
Compromisos
Por su parte, Sapag se sumó a esta idea y agregó: "Las banderas son símbolos que representan ideales. Estamos en el Bicentenario de la patria y las banderas como símbolo expresan el sentimiento profundo que nos vienen desde el fondo de la historia, hombres que lucharon por la libertad y por la justicia".
"Esta es una provincia que tiene más de cien años de historia pero pocos años de la vida institucional, hay que rescatar el desafío de esos pioneros, rescatar esos ideales de lucha, progreso, cultura, sacrificio, trabajo. En este aniversario debemos asumir esas banderas que nos vienen desde el fondo de la historia  y comprometernos a seguir luchando por la paz, por la integración, trabajar por un proyecto de vida en común", manifestó.

Deja tu comentario


Lo Más Leído