Las mascotas en las vacaciones, un dilema a resolver

Empezó el receso invernal y volvió el tema: ¿qué hacer con ellas si no las podemos llevar?

Llegaron las vacaciones de invierno y quien pueda aprovechar el receso seguramente pensará en tomarse unos días fuera del hogar, es decir, alejarse del estrés del día a día. Pero ¿qué hacer con la mascota si no puede quedarse en casa y en el lugar elegido no aceptan animales? Un dilema tan inevitable como frecuente en estas épocas.

Lo que surge como primera medida es diferenciar qué tipo de mascota tenemos, porque no es lo mismo un gato que un perro, por poner los dos ejemplos más comunes. En el caso del gato, al ser un animal sumamente independiente y muy territorial, quizá la mejor solución sea dejarlo en casa, provisto de alimentos y con algún rincón entreabierto que dé al exterior para que pueda ir y venir a su gusto. Con el perro, si no hay un familiar o amigo que haga de cuidador temporal, lo mejor es llevarlo a una guardería.

Desarrollo europeo: Son comunes las web con variantes para que los animales viajen con nosotros.

Lo novedoso es que estos lugares no necesariamente tienen que estar cerca de nuestra casa, que va a quedar vacía por unos días, sino que ahora hay en diferentes puntos vacacionales. Es cuestión de ponerse a averiguar. Incluso, en ciertos complejos hoteleros ofrecen -por una tarifa extra- una alternativa de cuidado que puede permitir a los dueños compartir las vacaciones con sus mascotas o al menos estar cerca de ellas.

En algunos países, el desarrollo de estas ideas es bastante avanzado. En España, por ejemplo, la página web viajarconperros.es permite a la gente buscar el lugar al que quieren ir a descansar y a partir de ahí encontrar su mejor opción de alojamiento en función del bienestar propio y el de su mascota. En algunos casos, este tipo de empresas ofrecen un servicio de traslado para los perros a las familias que no pueden llevarlos en sus vehículos o deciden viajar en micro o en tren (en avión, con los papeles correspondientes, las bodegas suelen tener un espacio para animales).

En cualquier caso, para evitar imponderables de último momento, es importante tener a mano y al día el certificado de vacunas y poder demostrar que nuestra mascota fue desparasitada en los últimos cuatro meses.

No hay que acordarse de ellos el Último dÍa

Por Sergio Gómez (veterinario)

A la hora de viajar por vacaciones, lo último que suele hacer la gente es acordarse del perro. Entonces, apurados, salen corriendo a buscar amigos, guarderías caninas, veterinarias que los cuiden, etc. La pregunta es, si decís que es uno más de la familia, ¿por qué lo dejás para lo último? Si planificás tus vacaciones con tiempo, no podés dejar para un día antes a tu mejor amigo... Si ya encontraste el lugar donde vas a dejarlo, lo primero que te recomiendo es que lo lleves al veterinario para que lo desparasite y le coloque una pipeta contra pulgas y garrapatas. Y si le faltan vacunas, hay que darle la de la tos: en una perrera eso es lo más común que se puede contagiar porque ahí conviven y juegan todos juntos. Tratá de no cambiar su alimentación el día que te vas o lo dejes en la casa con un amigo, en una guardería o, incluso, si te lo llevás, ya que al modificarle la alimentación puede generar diarreas. Tomá estos consejos para que las vacaciones sean tan placenteras como la vuelta a casa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído