El clima en Neuquén

icon
22° Temp
45% Hum
La Mañana Emprendedores neuquinos

Las pediatras que sorprenden con velas de soja, aromas y coronas navideñas

Se conocieron en la facultad y se hicieron muy amigas. Muchos años después, volvieron a reencontrarse en Neuquén como profesionales de la medicina y, ahora, emprendedoras. Mirá las cosas bellas que hacen.

Nadie se hubiese imaginado todo lo que podían hacer con sus manos dos pediatras amigas, con una veta creativa incipiente pero prometedora que dio nacimiento a De Las Marías, su emprendimiento de velas, perfuminas y difusores. Mucho menos los pacientes que llaman a su puerta en un consultorio médico o una salita para un control de niño sano, una gripe o cuestiones de salud más complejas. Pero si, ellas son mucho más que dos profesionales con vocación, mamás, esposas, hijas, hermanas.

¿Cómo hacen para que les rindan las 24 horas del día con tantas ocupaciones? Tal vez porque se apoyan, se cubren y se animan una a la otra, y en ese vínculo fuerte resida la magia de aprender y llegar juntas hasta la próxima posta.

Te puede interesar...

En los caminos de la vida, los destinos de Alejandra Frías y Fernanda Cozza se cruzaron varias veces. Se conocieron en la facultad, cuando iniciaron juntas la carrera de Medicina, allá por al año 1996. Después volvieron a coincidir para hacer la residencia en el Hospital del Niño de La Plata como pediatras. Luego Fernanda regresó a Neuquén y trabajó en el hospital Heller. Se reencontraron en Neuquén hace 10 años, en otra etapa, ya con familia; y siguieron caminando juntas.

Ya con hijos se les complicó seguir full time en el hospital. Fernanda comenzó a ejercer su profesión por consultorio en el sector privado y Alejandra algo parecido, cuando llegó el tercero y último de sus hijos. El neuquino, el más pequeño. Descansó un tiempo y luego retomó su trabajo. Primero en el privado y más tarde se sumó al plantel de un centro de salud en Centenario.

Delasmarias 01.jpeg

Siempre estuvieron en contacto como amigas. Incluso en pandemia, donde sumaron un nuevo capítulo en sus vidas, mantuvieron la comunicación on line para animarse mutuamente, sobre todo cuando una de ellas la pasó bastante mal como consecuencia del Covid-19.

Su trabajo por consultorio médico se había reducido notoriamente, y el tiempo que podían disponer hizo posible el nacimiento de otros proyectos. Se venía el cumpleaños de 15 de la hija de Alejandra y se interesó por el mundo de las velas como centros de mesa. Enseguida se le vino a la cabeza su amiga Fernanda. "Un día de la nada le mostré lo que estaba haciendo...le pregunté si se animaba, y me dijo que sí. Empezamos a interiorizarnos, nos formamos, hicimos nuestro primer pedido de materiales que tardó como tres meses, porque en ese momento costaba mucho que llegaran las cosas, y nos propusimos hacer algo bien lindo y de calidad", recordó Alejandra sobre sus inicios.

Pediatras emprendeodoras 06.jpg

Fernanda siguió el hilo de la conversación con otro curso más de arreglos floreales. "Fuimos aprendiendo con el tiempo y con errores, y tuvimos suerte. Lo que nos pasó fue que un proveedor nos llevo a otro proveedor, y conocimos productos de muy buena calidad. Eso ayudó a que nuestros productos tengan el resultado que queríamos tener", indicó.

Remarcaron que todo lo que emprenden es ecológico y sustentable. Las velas de soja no generan combustión tóxica y los envases también se pueden reutilizar. "Eso nos gusta, que no sean nada más que para aromatizar y decorar", contaron las pediatras emprendedoras.

La pandemia como oportunidad

El proyecto inició como un hobby que fue enamorando a amigas y conocidas. De pronto, el boca a boca y la presencia en las redes hizo que llegaran al Día de la Madre con muy buenos resultados. "La verdad que nunca lo pensamos con ese fin. Lo hicimos porque nos gustaba. El primer año de la pandemia fue difícil, nuestro trabajo se había reducido bastante, nos estábamos formando para Covid y no veíamos pacientes con Covid, había un vacío ahí que hizo que nos motivara a hacer otras cosas. Teníamos tiempo de crear, aprender, deshacer, y volver a aprender", relató Fernanda.

Durante ese tiempo tan difícil para mucha gente encontraron en su emprendimiento incipiente la fortaleza y el ánimo para pensar en positivo y acompañarse desde lo emocional. "Nos sacó un poco de la situación de pandemia terrible que vivimos", sostuvo Alejandra.

Pediatras emprendeodoras 07.jpg.jpeg

Sin imaginarlo, cosecharon una devolución muy linda con cada vela, perfumina o corona floral que armaban y luego veían hermosear la casa de otras personas. Fue muy reconfortante para ellas, de modo que tras la pandemia se hicieron el tiempo para sostener su emprendimiento y hacerlo crecer en la medida de sus posibilidades. "Todavía no tenemos nuestro lugar físico, pero es nuestro futuro proyecto, tener un showroom propio", adelantaron.

Muy agradecidas con lo logrado, advirtieron además que su emprendimiento las unió mucho más. Sus hijos son amigos y juegan, mientras ellas se ponen a elaborar. Son momentos únicos que valoran y disfrutan en todos los aspectos. También lograron ingresar al circuito de las ferias que abrió otra puerta gigante de oportunidades. "Ayuda mucho a que nos conozcan, y nos motivó a seguir", confesaron as pediatras emprendedoras.

Delasmarias02.jpeg

Ofrecen velas de soja en distintos recipientes, home spray, difusores con varillas, ramos y coronas de flores secas, siempre con la idea de que sean objetos lindos y decorativos, y que el aroma se sienta y perdure en el ambiente. También buscan hacer la diferencia con blends de aromas que ellas mismas crean a partir de las esencias importadas que compran y combinan. Incluso incursionaron en el arte de hacer macramé para tejer y hacer hermosas bandejas. "Todo lo que hacemos tratamos de que lleve nuestra impronta. Además nos gusta renovarnos y presentar nuevos productos o fragancias. Ojalá que sigamos así y nuestro emprendimiento crezca y se desarrolle más", expresó Fernanda.

Un complemento en sus vidas

Muchos emprendedores dejaron atrás una profesión o un trabajo estable para fortalecer su emprendimiento. Pero no es el caso de estas amigas. Para ambas, De Las Marías es un complemento en sus vidas que pone en equilibrio todo lo demás. Para Fernanda, es una parte importante donde puede expresar su veta creativa y convertirla en algo también útil. "Creo que nos potenció para bien, porque nos hace feliz. Si bien es más trabajo, no es todo medicina, y nos permite usar nuestras manos, algo que nos gusta mucha y nos hace sentir útiles", remarcó.

Embed

Alejandra adhirió a sus palabras y dijo: "Yo siento que era lo que me faltaba en mi vida", Aclaró que no quieren "descuidar" su trabajo como pediatra, si no sostener su emprendimiento en paralelo. "Hace que nuestra profesión no nos agobie y nos permite más tiempo en nuestras casas", indicó.

"Capaz que la pandemia trajo su parte nueva, la de animarse y demostrar que no sólo podés ser hábil en lo que estudiaste, tampoco hace falta dejarlo de lado y se puede hacer otra cosa a la vez con la misma pasión y amor", añadió Alejandra.

Si bien en un principio se hizo pesado y en algún punto tuvieron miedo de descuidar a sus pacientes, con el tiempo descubrieron que era posible. "Las dos cosas nos equilibran, y es hermoso para nosotras que nos feliciten, incluso nuestros propios pacientes, y ver los productos en sus casas, que nos manden las fotos o nos digan que este aroma lo quieran para la casa. Todo eso nos potencia", reiteró Fernanda.

Sienten que pueden crecer de manera progresiva sin descuidar su rol en la familia ni su profesión. También se apoyan, de modo que si una no puede, lo hace la otra; y en esa sinergia creativa encuentran a la vez un espacio terapéutico para canalizar energías.

Arreglos florales y algo más

Después del Día de la Madre como fecha importante para las ventas, apuestan de lleno y trabajan fuerte pensando en las fiestas de fin de año. "La idea es proponer mesas navideñas con nuestra decoración", comentaron.

Las hacen con flores autóctonas y de otros lugares. También aprovechan lo que pueden recoger de la flora silvestre que las rodea, como cortaderas y cardos.

Lo próximo es una invitación a la gente que se quiera animar a hacer un taller de coronas navideñas. Ya dieron el ok para participar de algunas ferias -como Entre Chacras y Ohala- y showrroms.

"¡Gracias por ser parte de nuestro emprendimiento y por la confianza de siempre! A las clientas que nos siguen desde 2020, que son muchas y a las nuevas que nos conocen en cada feria , por recomendación y por las redes. Somos pediatras y trabajamos todos los días atendiendo pacientes y aún así nos permitimos seguir creando, proyectando, y asistiendo a ferias porque DeLasMarias nos llena de felicidad y satisfacción ¡Amamos lo que hacemos!", expresaron en sus redes.

Las pueden ubicar en Instagram como @delasmarias.velas

Delasmarias03.jpeg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario