Lindo pero celoso

La separación de Lali y Mariano habría sido por los celos enfermizos del actor. Ellos desmienten un tercero en discordia.

La confirmación de la separación de Lali Espósito y Mariano Martínez sacudió a la farándula argentina y rápidamente aparecieron dos posibles motivos del distanciamiento: una infidelidad por parte de la cantante -en una versión menos escandalosa que la del motorhome de Eugenia "China" Suárez, Benjamín Vicuña y Carolina "Pampita" Ardohain- y los celos enfermizos del actor.
Es que actualmente, la ex Teen Angels se encuentra grabando la película Permitidos de Martín Piroyansky, y un portal chimentero asegura que la joven fue descubierta en los camarines con un colega mientras intimaban.

Ante esta versión, Espósito salió a desmentir en Twitter con recargados mensajes: "El NIVEL del invento es tal que ni siquiera me preocupa aclarar nada... Sé quién soy y cómo fui y amé en mi relación con Mariano. Dejen de inventar LOCURAS sin sustento sólo por hablar. Gracias!", fueron las palabras de la cantante.

De los cuernos : El galán no desestimó una infidelidad por parte de la cantante.

Horas más tarde, en el programa Intrusos, Mariano Martínez decidió enfrentar a la prensa y, si bien no confirmó la supuesta infidelidad, tampoco la desmintió. "No pienso en que me deje mal parado. De los cuernos y de la muerte nadie se salva, primero", señaló.

Sin embargo, el verdadero detonante de este distanciamiento estaría relacionado con los celos enfermizos del actor, que no dejaba ni a sol ni a sombra a la cantante y la controlaba constantemente, al punto de pedirle fotos del lugar y de las personas con quienes se encontraba. "Teníamos celos comunes de cualquier pareja porque había amor, pero no éramos enfermos", contó Martínez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído