Lo confundieron con su hermano y lo asesinaron

La familia de la víctima se vengó e incendió la casa del sospechoso.

Buenos Aires
Héctor tenía 15 años y era adicto al paco. Convivía en un mundo marcado por el narcomenudeo. Días antes, su barrio, Villa Springfield (partido de Quilmes, en la zona sur del conurbano bonaerense), había sido allanado por la Justicia en una causa que terminó con el secuestro de droga y varios detenidos. Pero Héctor vivía, además, en un mundo familiar complejo: uno de sus hermanos había estado preso por robo.

Héctor fue asesinado luego de que lo confundieron con su hermano. Su cuerpo apareció a 200 metros de la Villa Springfield, típico escenario destinado a los consumidores que salen del barrio con su dosis de droga. Pero los problemas no terminaron ahí porque, tras el crimen del menor, sus familiares incendiaron la casa del sospechoso de haberlo asesinado, un hombre de unos 38 años que terminó preso.

15 La edad de Héctor, un chico que vivía en la Villa Springfield. Era consumidor de paco.

No es la primera vez que a días de un allanamiento por drogas, donde se tocan determinados intereses, matan a un consumidor de paco. Lo mismo pasó este año en Villa Itatí. De acuerdo con los investigadores, una vez que se mete en prisión a un grupo narco, otro se hace dueño de la zona. “Como su mensaje mafioso, de marcar territorio, matan a un consumidor para marcar presencia y decir ‘ahora nos tienen que comprar la droga a nosotros’”, relatan los investigadores.

Esta misma fuente contó que “parece que el criminal se confundió a los hermanos por una campera” y de ahí que el muerto fue Héctor, a pesar de que no era el apuntado originalmente.

El allanamiento
Hace poco más de una semana, dos bandas narcos fueron desbaratadas y la Policía Bonaerense secuestró más de 11 kilos de paco, 27 de marihuana y un arsenal, después de 21 allanamientos realizados en las villas Springfield y Finexcor.

Los procedimientos que permitieron desmantelar esas organizaciones delictivas fueron el corolario de amplias investigaciones que concluyeron con la captura de 17 delincuentes dedicados a la venta de estupefacientes. Efectivos de la Superintendencia del Tráfico de Drogas Ilícitas decomisaron 9200 dosis de paco y 3,2 kilos de marihuana.

De todos modos, en el crimen de Héctor nadie en la investigación deja algo como improbable, aunque lo único que sí es un hecho -y que ya está totalmente descartado- es que este homicidio haya tenido como motivo básico un robo. Todos los caminos de la investigación llevan al mismo lugar: el paco. Una ley no escrita: el paco mata y por el paco te matan.

conclusiones
“Como su mensaje mafioso, de marcar territorio, matan a un consumidor. Una forma de decir ‘ahora nos tienen que comprar la droga a nosotros’”.
Un investigador Los especialistas en el tema tienen su hipótesis.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído