El clima en Neuquén

icon
26° Temp
25% Hum
La Mañana socia

Lo investigan por estafar a su socia en más de $1,5 millones

Uno de los acusados y la denunciante debían percibir ingresos producto de un alquiler, pero el hombre cambió el contrato para pagarle menos a su socia.

Tres neuquinos quedaron acusados y bajo investigación de la Justicia por estafar a una mujer mediante el alquiler de una propiedad. Se trata de un hombre que estafó a su socia con la colaboración de dos martilleros públicos. El perjuicio económico contra la mujer llegó, al menos, a 1,6 millones de pesos, dinero que la víctima debía percibir como copropietaria.

Según hizo conocer la asistente letrada de la Fiscalía de Delitos Económicos, Elisa Carossio, todo comenzó el 1 de octubre de 2017, cuando la denunciante y uno de los sindicados, Claudio Luis Adiego, firmaron un contrato que estipulaba el alquiler de una propiedad a una asociación evangélica. De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal, dicho contrato estipulaba que los ingresos producto del alquiler se repartirían entre ambos, siendo el 55% para Adiego y el 45% para la socia.

Te puede interesar...

De esta negociación participaron dos martilleros públicos: Matías Roberto Montanaro y Diego Ariel Alippi, quienes "quedaron a cargos de la administración del contrato, lo cual implicaba cobrar el alquiler y asegurar que el locatario cumpliera las obligaciones fijadas". Sin embargo, siendo que aún restaba tramitar el sellado de Rentas, los martilleros le indicaron a la denunciante que no podían entregarle copia de ese contrato.

El acuerdo constituía un alquiler pactado por el plazo de cinco años, con vencimiento en octubre de 2022. Durante el primer año, el pago mensual a cobrar se fijó en 180 mil pesos; $216 mil en el segundo; $260 mil en el tercero; $310 mil en el cuarto; y $375 mil en el último. Los pagos se recibirían en el domicilio comercial de los martilleros.

Las irregularidades comenzaron durante el segundo año de contrato, en 2019, cuando los martilleros "comenzaron a entregarle a la mujer un monto menor al que le correspondía. Luego, dejaron de pagarle".

Carossio manifestó en audiencia que, siguiendo la denuncia de la damnificada, los hombres le indicaron a la mujer que esto era por órdenes de Adiego, propietario del 55% del inmueble. Es que, según pudo conocer la denunciante a través de Alippi, esto se debía a que se había firmado un segundo contrato del cual ella no era parte.

Ciudad-judicial.jpg

"Ese contrato, se había firmado diez días después del original, en 2017. El martillero también le dijo que no podría hacer ningún reclamo, porque no tenía en su poder el contrato original (ya que nunca le había sido entregado)", indicaron desde el MPF .

En este supuesto nuevo acuerdo, que se había firmado con el pastor representante del grupo religioso, se pautó un monto de locación diez veces menor al original, suma sobre la cual se calculaban los ingresos a repartir para la víctima. Lo que esta no sabía, es que en realidad el inquilino seguía abonando las sumas de alquiler pautadas según el contrato original, en la oficina de los martilleros.

Bajo este engaño, Adiego logró estafar a su socia con colaboración de los profesionales, causando a esta un perjuicio aproximado a los 1.600.000 pesos.

Por todo esto es que la asistente letrada acusó a los tres hombres por el delito de defraudación especial por desbaratamiento de derechos acordados; en carácter de autor en el caso de Adiego (firmante del contrato) y como partícipes necesarios a los martilleros Montanaro y Alippi.

Los abogados que representan los intereses de la víctima adhirieron al planteo de la fiscalía.

Finalmente, tras escuchar a las partes y analizar la prueba presentada, la jueza Estefanía Sauli avaló los cargos y dio por iniciada la etapa investigativa, fijada en cuatro meses.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario