Los grandes necesitan un feliz domingo

Aunque con apremios diferentes, River, Independiente y Boca deben ganar.

Buenos Aires > La necesidad de los más grandes copará el domingo. Aunque con diferente capacidad de oxígeno, River, Independiente y Boca tienen que salir de una semana difícil. Y la única manera es ganando. El Millonario es el más presionado, y el primero que saltará a la cancha. Será en Sarandí, ante Arsenal, desde las 15.
La derrota frente a Racing dejó a Matías Almeyda mucho más cerca del abismo. Y mucho más confundido. Hace rato que no encuentra al equipo, se ilusionó con el tridente pero le duró un partido (ante Newell's, el único en que River se pareció en algo a su historia), y para visitar el Viaducto mete otra vez mano en nombres y esquema.
El DT pegó volantazos en la semana y el viernes ensayó con un equipo que sorprendió a todos. Mandará a Rogelio Funes Mori al banco y entrará Rodrigo Mora, quien compartiría la delantera con Carlos Luna, titular por primera vez por la ausencia en la semana de David Trezeguet (recién ayer volvió de europa). Además, ingresará Ezequiel Cirigliano por Ariel Rojas, Martín Aguirre jugaría por la izquierda y Ramiro Funes Mori en lugar de Diego Martínez.
Con esos retoques, una línea de cuatro formada por zagueros (sin Mercado y Maidana y con escasa confianza en los laterales naturales) y tres volantes centrales, el Pelado busca reacción y tres puntos que lo saquen de la zona de descenso. Un empate mantendrá a River entre los tres últimos de esa tabla. Lugar en el que hoy figuran Unión e Independiente. Que juegan una final a las 17.15 en Santa Fe.
El Rojo, sumido en una crisis de 15 partidos sin ganar en el torneo local, pero vencedor del Liverpool de Uruguay (2-1), de local, en la ida de los octavos de la Sudamericana, debe cortar esa racha en el certamen que más le interesa. Y ante uno de sus rivales directos la necesidad se amplía.
Américo Gallego aguardará hasta último momento por la recuperación del volante colombiano Fabián Vargas, quien padece una fatiga muscular, y de no poder jugar dejará su lugar a Víctor Zapata. También dispuso los ingresos de Claudio Morel Rodríguez por el juvenil Juan Manuel Trejo y Jonathan Santana por Lucas Villafáñez.
Desde las 19.30 en la Bombonera, Boca intentará recuperarse de su caída frente a Lanús. Aunque una victoria ante San martín de San Juan lo puede llevar a la cima, el Xeneize está en crisis de juego y la dirigencia no quiere blanquear las pocas ganas que tiene de renovarle el contrato a Julio Falcioni.
Pelusa mantendrá el 4-4-2 sin un enganche definido, algo que probó durante las prácticas de la semana, por cierto con malos resultados ya que los titulares perdieron 1-0 y empataron 0-0 con los suplentes. Así, regresará el arquero Agustín Orión en lugar de Oscar Ustari y el central Guillermo Burdisso ocupará al puesto de Matías Caruzzo.
Más allá de los nombres, la premisa en Boca es encontrar un patrón de juego que le permita lucir todo el potencial que dispone y una mejoría calmará los ánimos y ocultará ciertos problemas internos.
Es que la derrota ante el Granate desnudó el malestar que existe entre algunos futbolistas y Falcioni, como el de Pablo Ledesma (relegado por Diego Rivero y afuera de los concentrados). El volante no está entre los concentrados y apenas Falcioni dio la noticia el plantel decidió encerrarse en el vestuario y allí estuvieron todos los jugadores por un largo rato.
Para que Boca vuelva a la cima, además de ganar debe esperar que no lo hagan Newell's, que defenderá su invicto y su sueño de campeonato de visitante frente a Tigre (a partir de las 15) y Vélez, que desde las 17.15 recibirá a Colón, que sufre un notorio bajón en su actuación a nivel local e internacional y ya dejó de ser candidato.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído