Los Leones aplastaron al bicampeón y van por todo

La selección de hockey le ganó 5-2 a Alemania. Se viene Bélgica.

Rìo de Janeiro.- Los Leones concretaron ayer el mejor logro de la historia en el hockey sobre césped argentino: se metieron en la final de Río 2016, tras batir por 5-2 a Alemania, el vigente bicampeón. Tres goles de Gonzalo Peillat de córner corto, el cuarto tanto de Joaquín Menini y el quinto de Lucas Vila provocaron el salto al duelo decisivo, que será mañana a las 17, frente a Bélgica, que derrotó a Holanda por 3-1.

De esta forma, la delegación argentina se aseguró la cuarta medalla en estos Juegos, después del oro de Paula Pareto en judo, el de Lange y Carranza en vela y la plata de Juan Martín del Potro en tenis.

El público celeste y blanco deliró en el estadio Deodoro, desde donde surgía fuego no sólo por la temperatura ambiente, sino también por el juego pasional y a la vez inteligente de Los Leones, que no le tuvieron respeto a Alemania y resolvieron el pleito con una autoridad pasmosa.

“Esto lo soñamos todos. Es un premio para todo el grupo y todos los que pasaron por esta selección. Estamos levantando lo que cosechamos. Hay que seguir igual porque falta”. Carlos Retegui. El entrenador argentino arengó al equipo para ir en busca del oro.

“Desde que empecé a jugar siempre soñé con estar en un podio, pero no nos conformamos con la de plata y vamos por todo porque creemos en nosotros”. Gonzalo Peillat. El goleador de Los Leones ayer metió tres córneres cortos

“Es un equipo humilde que fue partido a partido y ahora estamos en la final olímpica. Esto viene de generaciones en generaciones. Es un premio para el hockey argentino”. Pedro Ibarra. Uno de los jugadores más experimentados de la selección

Sabor a revancha

Argentina ya había igualado por 4-4 en la etapa de grupos cuando iban ganando y a falta de un par segundos le empataron. Luego, los germanos se habían clasificado para las semifinales tras revertir el marcador y ganarle 2-1 a Nueva Zelanda en los últimos 48 segundos.

Por eso el equipo del Chapa Retegui sabía que no había margen para el error, pero desde el primer momento Los Leones fueron amos y señores en el sintético azul, envalentonados por la efectividad perfecta de Gonzalo Peillat, de 24 años y ya el mejor arrastrador del mundo.

Luego llegó el gran gol de Joaquín Menini, tras una espectacular jugada de Agustín Mazzilli y el tanto de Lucas Vila tras una gran asistencia de Lucas Rossi. Entonces, dos veces medalla de oro (Pekín y Londres) a casi doce minutos del final decidió sacar al arquero y jugar con un jugador de campo más.

El penal convertido por Moritz Fürste y el tanto de Christopher Ruhr fueron sólo para la estadística porque la goleada argentina estaba consumada con la alegría máxima en la historia de los Leones.

La hazaña es sólo comparable con la medalla de plata de Las Leonas en Sydney 2000 y Londres 2012 y sus títulos mundiales en Perth 2002 y Rosario 2010.

17 Mañana a las 17 será la gran final entre Los Leones y Bélgica, que derrotó 3-1 a Holanda.

Tres criollos por cada un teutón

El partido comenzó bien desde el arranque para Los Leones, que se pusieron en ventaja con un gol de córner de Peillat. Luego vinieron dos más por la misma vía y la goleada final por 5-2. Así el público quedó conmovido, no sólo por el manejo colectivo del equipo, sino también por su capacidad para multiplicarse en todos los sectores. Siempre hubo tres jugadores argentinos contra uno alemán en la lucha de la bocha. Una entrega conmovedora, pero también una estrategia cuidada hasta el último detalle para un triunfo aplastante. “Oh Argentina, es un sentimiento, no puedo parar”, se escuchaba desde las butacas. Mientras tanto, Retegui arengaba a sus jugadores para que no se conformen y vayan en busca del oro del olímpico.

El oro es posible porque el equipo está a la altura de cualquiera

Pedro Zayas. DT del equipo de hockey masculino de Marabunta

La selección argentina de hockey sobre césped siempre tuvo jugadores técnicamente y tácticamente excelentes. En el último tiempo mejoró tácticamente, pero lo fundamental fue la parte física porque siempre fue un déficit para Los Leones.

Cuando estuve en Buenos Aires, antes de los Juegos de Río de Janeiro, hablé con algunos de los jugadores y me decían: “El Chapa está loco, nos está matanado”. Pero la realidad es que el entrenador los convenció de que pueden ser los mejores del mundo. El equipo ya venía demostrando en algunos pasajes de los Juegos que estaban a la altura de todos. En la última Liga Mundial (Rosario 2014/15) les hicieron partidos a todas las potencias. Inclusive con Alemania venía ganando más de lo que perdía. Es evidente que Los Leones se prepararon para este torneo y creo que les salió bien la puesta a punto y todo lo que hicieron en la previa de Río. Hay que tener en cuenta que es un trabajo de muchos años, desde que asumió Carlos Retegui (siete años) con un staff de trabajo importante. Son unas diez personas las que trabajan con Los Leones, aunque el entrenador es la cara visible. A pesar de todo, esperaba una victoria pero no tan contundente. Hablé en la previa con Cachito Vigil y me decía que estaban en un momento fantástico.

Para la final me parece que para el juego de Argentina es mejor que Bélgica le haya ganado a Holanda porque es un equipo más táctico que habilidoso. Para la Selección es más fácil con los equipos ordenados y más previsibles. El oro es posible para la selección porque está a la altura de cualquiera.

Lo estaban respetando y ahora mucho más. Bélgica le va a prestar mucha atención, y especialmente a los córneres cortos de Los Leones, que son muy eficaces.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído