Los Muraleros: más de 20 años pintando

Desde 1986, un grupo de jóvenes encabezado por un docente se dedica a plasmar murales en paredones de escuelas, hospitales y comercios, como una forma de participación social.

Son de Bahía Blanca, pero realizaron trabajos en más de 80 ciudades del país y también visitaron Chile.
 
Bahía Blanca (Télam, por Marcelo Lev) > Un grupo de jóvenes encabezado por un docente se dedica a pintar murales en paredones de escuelas, hospitales, comercios y hasta viviendas, con el objetivo de generar espacios de contención y participación social a través de la pintura.
Se trata del grupo denominado "Los Muraleros", una ONG que desde 1986, y por iniciativa de alumnos de una escuela bahiense, decidieron pintar un mural para el 25 aniversario de la institución.
Más de tres mil jóvenes participaron de estas actividades desde sus comienzos, y pintaron murales en casi todos los establecimientos educativos de Bahía Blanca, sociedades de fomento, centros de jubilados, hospitales, iglesias y clubes, como así también en el interior del país y hasta en Chile.
 
Más de 20 años
Al respecto, el profesor Miguel Angel Kreitz, a cargo del grupo, narró a Télam que "todo surgió en 1986 por la iniciativa de alumnos de una de las divisiones de tercer año de la Escuela de Ciclo Básico".
"Yo daba Artes Plásticas en el colegio y junto con un grupo de alumnos decidimos pintar un mural alusivo al aniversario", comentó el docente.
Kreitz, quien es profesor de escultura y dibujo en la Escuela de Artes y en las Escuelas Medias de la Universidad Nacional del Sur, buscó que el grupo continuara vinculado con la pintura de los murales en otras escuelas.
"La iniciativa contó con el apoyo del Concejo Escolar y comenzamos a combinar el interés por la expresión artística con la labor vocacional a favor de los sectores más vulnerables", comentó el profesor.
Fue entonces que en 1992 la División Juventud de la Municipalidad de Bahía Blanca convocó al grupo para organizar un Taller de Pintura Mural y la coordinación quedó a su cargo.
 
Todos los sábados
Entre los objetivos del grupo figura la actividad de pintura de murales, que anteriormente se realizaba de manera espaciada y sin regularidad, pero empezó a llevarse a cabo todos los sábados.
También varió la composición social del grupo, ya que junto con los estudiantes de las escuelas del centro bahiense se empezaron a incorporar adolescentes de los barrios más pobres de la ciudad, y jóvenes, en general, que deseaban aprender a pintar.
En la actualidad el docente trabaja con 12 chicos de 15 a 22 años todos los sábados realizando la pintura de los murales. Se trata de una actividad gratuita.
"Nosotros trabajamos en forma gratuita, sin aportes del Estado ni de empresas, sólo nos dan la pintura para hacer el trabajo, y llegado el caso, si no tienen la pintura la ponemos nosotros para poder realizar el mural", afirmó.
Entre los proyectos para el 2010, "Los Muraleros" realizarán un Cabildo Gigante en el frente de la Feria de la Producción, Industria y los Servicios (FISA) de Bahía Blanca. Está programada su inauguración para abril próximo, en el marco de los festejos por el Bicentenario.

Su aporte social recorrió varias provincias

"Los Muraleros" visitaron la localidad neuquina de Andacollo.
 
Bahía Blanca (Télam) > Los jóvenes que pintan murales en diversos sitios públicos y privados de Bahía Blanca, realizaron estos mismos trabajos en más de 80 ciudades del país -en 14 provincias- e hicieron varias visitas a Chile.
En el caso internacional viajaron invitados por el gobierno chileno, en reconocimiento por el trabajo solidario y la integración social que protagonizan.
El profesor Miguel Kreitz, impulsor del proyecto, indicó a Télam que "Los Muraleros" estuvieron en Corrientes, Santiago del Estero, Andacollo en Neuquén, Pigüé, Monte Hermoso, Salta y Venado Tuerto, en Santa Fe, entre otros sitios.
En Bahía Blanca el grupo se traslada en el auto particular del docente, en tanto que al interior lo hacen en una combi alquilada por la agrupación.
"Quien se acerca puede o no tener conocimientos sobre el arte de pintar murales y las capacidades se aprenden mediante la técnica prueba-error", expresó Kreitz.
Afirmó que "con el tiempo los participantes aprenderán a lijar paredes, preparar la pintura, utilizar pinceles, realizar el dibujo, y pintarlo sobre la pared; es un sistema de autoaprendizaje que se retroalimenta".
Dijo que la política seguida por la ONG Colomichicó apunta a hacerse cargo de la totalidad de sus costos, en el caso de que se trate de organizaciones como establecimientos educativos estatales, sin asociación cooperadora, o con una que no recaude grandes fondos o esté en barrios humildes.
"En tanto que para aquellas organizaciones que se encuentren en una situación más holgada, el acuerdo consiste en que nos provean los insumos", puntualizó.
Entre sus lauros, "Los Muraleros" ostentan la Declaración de Interés Legislativo que en 2002 les dedicó la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, por difundir espacios de participación social para jóvenes.
Ese mismo año, la Organización Internacional Ashoka premió la Idea Innovadora de Los Muraleros en la captación de recursos para su labor.

Deja tu comentario

Lo Más Leído