Los neuquinos esperan la rebaja de los combustibles

Ayer, en las estaciones de servicio fueron constantes las consultas.

Neuquén
Los neuquinos se mostraron cautos, al tiempo que esperanzados, por la sanción de la ley que posibilitará una rebaja en el precio de los combustibles de entre el 12 y 27% para los habitantes del norte de la Patagonia, a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

Al ser consultados por LM Neuquén, los clientes de las estaciones de servicio del área centro señalaron que estaban al tanto de los avances de la norma que finalmente fue aprobada el miércoles por la Cámara de Diputados de la Nación.

Los playeros coincidieron en que prácticamente, en estas últimas 24 horas, las consultas sobre cuándo se aplicaría fueron constantes. "Nosotros nos enteramos por el diario. Sabíamos que estaba en tratativas, pero lo que no sabemos es cuándo se hará efectiva. Lo cierto es que todo el mundo nos preguntó esta mañana cuándo íbamos a "bajar los precios", indicaron empleados de la estación de servicio de la calle Jujuy.

Algunos tacheros hasta estaban sorprendidos porque desconocían la iniciativa que fue impulsada por los senadores Guillermo Pereyra (MPN) y Miguel Pichetto (FpV) propone una reducción que va del 21 al 27% en el valor de las naftas y del 12% en el del gasoil.

Un cliente, envalentonado por el optimismo, incluso llegó a comprometerse con bajar los precios de sus verduras y hortalizas, de obtener la rebaja en el combustible. "Creo que será bueno y beneficioso para todos porque al bajar el combustible bajará el precio de la mercadería. Hago transporte de frutas y verduras. Yo la voy a bajar", prometió Pila Alzueta, vendedor en el puesto 77 del Mercado
Concentrador.

"Ojalá que bajen el combustible antes de fin de año. Con mi auto particular gasto y se nota a fin de mes, no lo controlo pero seguro que es arriba de los 1600 pesos. Pero hasta que no lo vea, no lo creo. Sino seguiremos pagando como hasta ahora", comentó Hugo Huarte, de una estación de servicio en inmediaciones de la calle Antártida Argentina.

Entre los surtidores, el tema de conversación ineludible entre clientes y playeros era el de la rebaja de los combustibles, esos casi tres pesos de rebaja por litro para algunos resulta sumamente significativo para sus economías.

"Para mí está bien y espero que se lleve a cabo porque es una forma de respetar a la gente. Para mí la moto es una herramienta de trabajo porque ando para todos lados. Hago changas, cargar nafta es un dolor en el bolsillo. Así que confió en que la bajarán", sostuvo Luis Constanzo, mientras le cargaba a su moto de baja cilindrada 20 pesos.

Algunos más incrédulos lo atribuyen a la coyuntura electoral de cara al ballotage. Lo cierto es que todos se refriegan las manos, los automovilistas porque impactará en sus bolsillos y los playeros pensando que van a tener más clientes y, por lo tanto, una fuente segura de trabajo.


Analizan cerrar los surtidores a la noche
Neuquén
La Cámara de Expendedores de Neuquén y Río Negro evalúa junto con sus asociados el cierre de las estaciones de servicio durante la madrugada para evitar robos, aunque la medida también está vinculada con la rentabilidad del negocio.

La iniciativa fue puesta en consideración por los dueños de expendedoras independientes de todo el país, durante el Primer Foro de Estaciones de Servicio organizado por la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la Argentina (Cecha). Se propuso la idea de cerrar entre la medianoche y las 5 para evitar los robos y la fuerte baja de ventas en ese horario.

Sin embargo, en una recorrida que realizó LM Neuquén por varias estaciones de servicio de Neuquén, no hubo ninguna que se mostrara dispuesta a tomar esa medida.

En declaraciones radiales, el dirigente estacionero Carlos Pinto aseguró: "La inseguridad no nos ataña sólo a nosotros, sino al resto del país. A esto hay que agregarle que estamos atravesando nuevamente problemas de rentabilidad". Agregó que "el tema más crítico será el de los empleados que se quedarían sin trabajo".

Las expendedoras capitalinas consultadas señalaron que no tuvieron graves problemas de inseguridad, salvo casos aislados. La estación de servicio que más robos sufrió es la de Drury y San Martín, cuyos dueños desde hace un tiempo tomaron la determinación de cerrar por las noches.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído