Los parques industriales crecen al ritmo petrolero

La provincia tiene 18 áreas de ese tipo con unas 600 empresas instaladas. En paralelo, hay polos tecnológicos en desarrollo.

Por Cristian Navazo

El renacimiento del upstream petrolero neuquino, apalancado por la exploración y los desarrollos de las formaciones no convencionales, atrajo la instalación de centenares de empresas y generó un significativo crecimiento de los parques industriales en la provincia.

El sector industrial neuquino tiene 1600 empresas que dan trabajo formal a 8000 personas, aunque sólo 600 de ellas están en los 18 parques que tiene la provincia.

De acuerdo con un relevamiento del Copade al que accedió este diario, 6 de ellos son de administración provincial: Neuquén, Zapala, Polo Químico y Petroquímico de Plaza Huincul-Cutral Co, Picún Leufú y Buta Ranquil. Mientras que el resto es de administración municipal: Añelo, Centenario, Senillosa, Plottier, Cutral Co, Plaza Huincul, Vista Alegre, San Patricio del Chañar, Rincón de los Sauces, Junín de los Andes, Chos Malal y Villa El Chocón.

Los parques que más crecieron son los del corredor petrolero hacia añelo.

También se encuentra la Zona Franca de Zapala, que es una sociedad anónima de carácter mixto, paso obligado del Corredor Trasandino Bioceánico del Sur, el ambicioso proyecto que promete facilitar las importaciones necesarias para desarrollar Vaca Muerta.

"Las perspectivas de crecimiento y desarrollo son enormes. Ahora vamos a enfocarnos en los eco-parques, que son los lugares en donde las empresas petroleras harán el tratamiento de todos los procesos industriales, esto es, los barros, las aguas, los elementos que ya no se utilizan en actividad petrolera", indicó el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya.

Corredor petrolero

Los parques industriales que más crecieron en los últimos años son los del corredor petrolero, que va desde Neuquén capital hasta Añelo.

En el Parque Industrial Neuquén (PIN) desde su creación, en 1972, hasta 2007, había 140 empresas radicadas y desde 2007 –de la mano de la explotación de Vaca Muerta– se instalaron otras 80, mientras la superficie ocupada creció un 80%.

En 2012 se incorporó al PIN el área Z1, con un perfil de logística y de servicios petroleros, que tiene inversiones proyectadas por más de 1000 millones de pesos. Ese sector está ubicado en la meseta sobre la Autovía Norte, y permitirá la transferencia de cargas para evitar que el tránsito pesado de la industria petrolera pase por los sectores urbanos.

En total, el PIN hoy engloba unos 4000 puestos de trabajo en forma directa, mientras que otras 2000 personas son empleadas de las empresas que operan allí y trabajan en los yacimientos.

La cooperativa CALF y el EPEN ya acordaron la construcción de una nueva estación transformadora para dotar de energía el sector.

Por el boom no convencional, casi no quedan tierras disponibles en el PIN, mientras que el parque de Añelo ya está colapsado y el de Centenario crece a pasos agigantados.

El de Centenario tiene dos áreas bien definidas, una destinada a sector limpio y otra de servicios, que creció de forma explosiva con la industria del shale. En los lotes pequeños se pretende instalar pymes; mientras que los lotes grandes se preadjudicaron a importantes empresas. Ya se otorgaron lotes a 158 firmas.

Además, en Centenario se desarrolla el Polo Tecnológico y Científico, que se inaugurará hoy, cuyo objetivo es promover el flujo de conocimientos entre universidades e instituciones de investigación.
El proyecto consiste en un nuevo edificio de laboratorios de 1000 m2 que contendrá el LASAF y el CIATI, reconocido a nivel internacional por los estudios de plaguicidas y pesticidas que realiza para la industria frutícola y vitivinícola. Además, se instalarán equipamientos para el monitoreo medioambiental de la industria hidrocarburífera, que se centrarán en el análisis de suelos y aguas. El viejo Parque Industrial Añelo quedó ubicado en el casco urbano, por lo cual el año pasado se comenzó a reubicar las empresas en el nuevo sector sobre la meseta que destinó el municipio para la radicación de firmas atraídas por Vaca Muerta. Allí unas 90 empresas ya tienen lotes adjudicados con tenencia precaria, que deben costear los trabajos de infraestructura. Está en ejecución la primera etapa del tendido de luz y cloacas, no se cuenta todavía con gas ni agua (se realizan gestiones para aprovechar el acueducto de YPF para llevar el suministro a todo el predio).

El centro logístico

El Parque Industrial Zapala se encuentra a 4 km al noroeste del ejido urbano, frente a la Zona Franca, junto al Parque Minero y la Zona Primaria Aduana. En su primera etapa se reservaron predios para empresas mineras, metalúrgicas, de fertilizantes minerales y distribuidoras.

Por su vinculación con Chile a través del paso Pino Hachado y el Corredor Bioceánico, el sector abre una gran oportunidad para todas las actividades logísticas vinculadas a Vaca Muerta. Cuenta con energía eléctrica, agua, iluminación y se están por terminar las obras de gas.

La cuna del petróleo

En Plaza Huincul, el parque industrial quedó en el casco urbano, razón por la cual se planea un nuevo emplazamiento a la vera de la Ruta 17, para radicar las empresas de servicios vinculadas indirectamente a la actividad petrolera. Hay unas 30 firmas interesadas en instalarse allí cuando se terminen de llevar el agua, luz y gas.

Mientras que el Parque Industrial de Servicios de Cutral Co es pequeño pero está en expansión, y tiene disponibilidad de lotes. El sector emblemático de la ciudad es el Polo Químico y Petroquímico, a la vera de la Ruta 22. Ocupa una superficie de 280 ha, de las cuales sólo el 20% de superficie ya está ocupada. Hay 6 empresas, en los rubros de producción de biodiésel, tratamiento de suelos, naftas vírgenes y refinería.

Además, la ciudad tiene un parque tecnológico que fue impulsado por el municipio y gestionado ante Nación. Se desarrollarán tres áreas: los aerogeneradores de baja y media potencia, la microfusión y la innovación tecnológica para la industria hidrocarburífera.

Norte petrolero

Rincón de los Sauces cuenta con un parque industrial a la vera de la Ruta Provincial 6 que quedó dentro del casco urbano. Por eso, en 2011 se reservaron tierras para la creación un nuevo sector que acompañará el crecimiento de la actividad ligada al petróleo.

Por otro lado, el municipio de Buta Ranquil inició los trámites para gestionar la reserva de lotes para desarrollar un parque provincial. Falta definir el predio donde se emplazará.

Confluencia

El parque de Plottier tiene una ubicación estratégica al noreste del ejido, a 3,5km de la Ruta Nacional 22, a 5 km de la playa de carga del ferrocarril, y a 7 km del aeropuerto de Neuquén. No tiene un perfil productivo especifico, y hay 35 empresas como metalúrgicas, empresas de transportes, corralón, planta de elaboración de asfalto, planta de elaboración de hormigón, áridos, gas envasado.

En Senillosa se trabaja en la ampliación del casco urbano en 150 ha, en tierras de dominio de Capex, ubicadas dentro del ejido municipal, de las cuales 50 ha serán destinadas al área industrial.

El área industrial consolidada consta de dos sectores bien definidos, desarrollados a ambos lados de la calle principal Río Neuquén. En la margen derecha se ubica un sector agroindustrial y sobre el lado izquierdo está el sector de servicios industriales donde hay empresas dedicadas a servicios petroleros, una destilería, fabrica de alimento balanceado, hornos pirolíticos, aserraderos, curtiembre, metalúrgicas, etc.

En El Chocón se trabaja en la planificación de un área de servicios turísticos, para dar respuesta a la demanda de tierras por parte de pymes y microemprendedores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído