Los precios de Las Grutas no seducen a los turistas

Los primeras estadísticas registran menos visitantes que el año pasado.

Las Grutas.- Los primeros datos estadísticos del verano indican que alrededor de 17.000 turistas llegaron a estas costas para las fiestas navideñas, lo que representa una caída con respecto a la misma fecha del año anterior, que ronda entre el 15 y el 20 por ciento.

La baja fue adjudicada a "diversos factores que han condicionado la alteración de los números, que no es directamente proporcional a las expectativas", según indicó el secretario de Turismo del municipio de San Antonio, Guillermo Martín.

Entre los motivos, el funcionario apuntó a los precios que se registran en los distintos rubros comerciales, un tema que genera polémica desde siempre en este balneario y que nuevamente vuelve con fuerza.

"Todos esperamos que esta sea una gran temporada, y superar las estadísticas del verano anterior, pero sincerándonos sabemos que debemos estar a la altura de las circunstancias, especialmente con los precios, y tener en cuenta que en la provincia fueron sólo tres los municipios que abonaron el aguinaldo, y eso definitivamente afecta la llegada de esos turistas", destacó Martín.

Con el mismo tono de advertencia, sostuvo: "También debemos estar atentos a lo que ocurre con el turismo interno del país, no sólo regional, porque a raíz del valor de la moneda se van a registrar mermas en distintos centros turísticos argentinos, porque están siendo captados por las posibilidades que ofrecen las playas de Brasil".

De acuerdo con un relevamiento efectuado por este medio, el sector que mayor incremento registró fue el gastronómico. Al aumento del 25-30% que se estimó implementaron al iniciar diciembre le agregaron la escalada que experimentaron los precios con el cambio de gobierno. Por eso, en términos globales, la variación alcanzaría el 70% con respecto al verano pasado.

Los responsables de restaurantes y confiterías argumentan que trasladan la suba impuesta por los proveedores, que también compran más caro, y también a los alquileres de los locales.

Cuánto cuesta comer

Hay distintas alternativas para comer en restaurantes, bares o carritos al paso. Todo depende del bolsillo de cada uno.

En los tradicionales comercios de comidas rápidas, un superpancho cuesta 30 pesos; un lomito, 80; el cono de papas fritas, 30 y el de rabas, 45; mientras que las gaseosas van desde 25 pesos. En otro establecimiento similar en el shopping, proponen un menú de milanesas con papas fritas y una gaseosa a 140 pesos. En una conocida pizzería de la Segunda Bajada, donde presentan espectáculos musicales, se puede almorzar o cenar por 158 pesos; si se pide una hamburguesa completa, 120 pesos, y un porrón de cerveza, a 38. Allí también la mozzarella cuesta 160. Mientras que en otro lugar de la Primera Bajada ofrecen fideos con tuco a 90 pesos; ravioles, a 100 y filet de merluza con papas al natural, a 110.

Además, hay alternativas para paladares más refinados y mayor poder adquisitivo. Por ejemplo, una degustación de mariscos -mejillones, pulpos, langostinos, rabas, almejas, cholgas- sale como mínimo 280 pesos para dos personas. También se pueden saborear carnes en una parrilla en la que se ofrece asado, lechón, cordero, achuras, entradas varias y ensaladas a 400 pesos por persona, más la bebida.

Una tregua después de tanto calor

Los 40,5 grados que se registraron ayer en esta zona de la costa atlántica rionegrina se convirtieron en récord en Argentina, según informó el Servicio Meteorológico Nacional. La marca fue destacada por medios televisivos de Buenos Aires y se reflejó en distintos medios digitales. Al sol radiante que se mantuvo desde temprano a la mañana se sumó la calma del viento, lo que intensificó el calor para alegría de los miles de visitantes que llegaron al mar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído