Los temerarios motochorros que robaron en Cipolletti y Cinco Saltos a punta de pistola quedaron en libertad

Aunque las víctimas manifestaron su temor, la jueza María Agustina Bagniole consideró que no es razonable la prisión preventiva en el caso porque la pena que les puede caber podría ser condicional. Hizo lugar al planteo de la defensa y ordenó su excarcelamiento.

Como ocurrió hace pocos días atrás con la banda de los inhibidores de alarmas de autos, ahora recuperan la libertad los dos motochorros que robaron en Cipolletti y Cinco Saltos; y luego escaparon en contramano por la Ruta 151, hasta que un móvil de la Comisaría 24 puso fin a la temeraria huida.

El fiscal Martín Pezzetta intentó que queden presos para salvaguardar la investigación y cuidar a las víctimas, quienes manifestaron su temor tras lo acontecido. Sin embargo, la jueza de garantías, María Agustina Bagniole, le dio la razón a la defensa de los imputados –ejercida por Silvana Ayenao- y dispuso esta mañana su inmediata libertad.

Te puede interesar...

Los jóvenes identificados como Brian Leandro Villareal y Kevin Ezequiel Pereyra pasaron menos de 48 horas dentro de un calabozo. Pero la ley es la ley, y los hechos que la Justicia les reprocha no anticiparían una pena de cumplimiento efectivo.

Según informaron fuentes judiciales, la defensora oficial recordó que la privación de la libertad es la excepción a la regla para el código en vigencia, y consideró que existían otras medidas cautelares alternativas a la prisión preventiva para asegurar el normal desarrollo del proceso.

Pezzetta solicitó a la jueza que dicte la prisión preventiva ante el peligro de que en libertad pudiesen entorpecer la investigación. Quiso, además, resguardar la tranquilidad espiritual de las víctimas.

Pero la jueza Bagniole hizo lugar al planteo de la defensa. Consideró que no correspondía la prisión preventiva cuando el delito es excarcelable, y sostuvo que fiscalía no pudo acreditar la existencia de los riesgos procesales.

Ponderó, además, el hecho de que uno de los acusados tenga trabajo y familia.

En su lugar, ordenó que los imputados se presenten todos los días a la comisaría más cercana a sus domicilios. Les prohibió ir a Cinco Saltos y acercarse a las víctimas. En caso de incumplir con alguna de estas medidas cautelares podría revocarles la libertad.

Por uno de los hechos, la Justicia cipoleña los acusó de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego –cuya aptitud para el disparo no se pudo acreditar- y por haber sido cometido en poblado y en banda; por otro hecho, el mismo delito pero en grado de tentativa.

Los hechos

De acuerdo a la teoría fiscal, el primer hecho sucedió en Cipolletti, el lunes, alrededor de 16:40, en un maxi kiosco ubicado en Jorge Newberry y González Larrosa.

Primero ingresó uno, simulando ser cliente, para recabar información y dar el golpe con éxito. Unos diez minutos después, entró su consorte con otro sujeto que aún no fue identificado. Amenazaron con un arma a la empleada y se apoderaron de 400 pesos, cigarrillos y un teléfono celular.

Huyeron a Cinco Saltos y cometieron otro robo en grado de tentativa. Según la hipótesis de la fiscalía, sólo participó uno de los acusados, junto a otras tres personas no identificadas. Ocurrió a las 18:05, cuando interceptaron a un joven a la salida de Correo Argentino de esa ciudad. A punta de pistola intentaron sacarle su moto, pero la víctima se resistió.

Inmediatamente después, repitieron el mismo modus operandi con otro chico, pero tampoco lograron su cometido y se dieron a la fuga. Personal de la Comisaría 24 detuvo a dos de los sospechosos en cercanías de Ruta 151 y Circunvalación.

LEÉ MÁS

Liberaron al único detenido por feroz ataque en El 30

Robaron e intentaron escapar en contramano por la 151

Motochorro le robó a una mujer en una plaza y lo detuvieron

Volcaron cuando perseguían a dos motochorros

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído