El clima en Neuquén

icon
16° Temp
70% Hum
La Mañana elecciones

Marcos Juárez, el primer chispazo electoral del 2023 que se enciende este domingo

Tiene 20.000 electores pero su resultado anticipa los posicionamientos de las elecciones del año que viene porque fue el primer lugar donde se impusieron los socios que luego formaron Cambiemos. Temores, pronósticos y giros inesperados. 

Este domingo se vivirá la última elección municipal del año, aunque será vivida como la primera escala del calendario electoral que se avecina para 2023, luego de los comicios locales de Santiago del Estero, donde el oficialismo que lidera el gobernador Gerardo Zamora ratificó su predominio. Este 11 de septiembre la localidad cordobesa de Marcos Juárez elegirá intendente. Tiene poco más de 20 mil electores, pero encierra un alto valor simbólico que nacionalizará su impacto, porque fue el lugar donde los socios de Cambiemos obtuvieron su primera elección comunal el 7 de septiembre de 2014, seis meses antes de la Convención Nacional que el radicalismo realizó en Gualeguaychú, Entre Ríos, para aprobar su ingreso a la alianza que llevó a Mauricio Macri como candidato a presidente en los comicios del 25 de octubre de 2015.

La nacionalización del comicio ya se respira desde hace meses, pero tuvo su último clímax este jueves antes del comienzo de la veda electoral. El gobernador Juan Schiaretti viajó para respaldar a Verónica Crescente, candidata a intendenta del partido Unión Vecinal, que se alió con Hacemos Córdoba. Es la marca del peronismo cordobés que responde al gobernador y construye la candidatura del intendente capitalino Martín Llaryora como su sucesor.

Te puede interesar...

También viajó el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta para apoyar a Sara Majorel, la aspirante de Juntos por el Cambio, que aparece relegada en las encuestas por diez u ocho puntos detrás de Crescente, que por ahora sigue apareciendo en el primer lugar de las preferencias. La contienda se da entre ambas candidatas porque el Frente de Todos no participa de esta contienda, aunque la oferta schiarettista podría sumar al voto antimacrista.

Desde 2014 el municipio es gobernado por el macrista Pedro Dellarosa, que transita la última parte de su segundo mandato y no puede reelegir. El PRO busca impulsarlo como uno de los posibles candidatos a gobernador de JxC, aunque la competencia interna asoma áspera y escarpada para sus eventuales ambiciones. Por lo pronto, este domingo jugará parte de su futuro, porque la mujer que compite por sucederlo y quedarse con el control del municipio fue su funcionaria hasta que renunció en forma indeclinable por diferencias internas.

Marcos Juárez fue el lugar donde los socios de Cambiemos obtuvieron su primera elección comunal en 2014.

Luego de las profundas diferencias políticas con Dellarosa, Crescente reanimó sus contactos con el vecinalismo y activó una alianza con el schiarettismo. Ahora podría quedar a la cabeza de un armado electoral que podría poner en riesgo la buena estrella del macrismo en un distrito que anticipa la expresión del electorado cordobés y que hasta ahora fue positiva para JxC.

El acercamiento del schiarettismo con el vecinalismo también anticipa un escenario que podría tener otro impacto en la provincia donde el expresidente Mauricio Macri alcanzó el 60% de los votos en 2019, luego de la caravana del Sí Se Puede. Schiaretti transitará dentro de poco el cuarto año de su último mandato y pondrá todos sus recursos para mantener el predomonio de un peronismo antikirchnerista que sigue fortaleciéndose por la balcanización de JxC y, en especial, del radicalismo cordobés que sigue son resolver sus diferencias, aunque ahora lograron unificar la conducción del partido.

Rodríguez Larreta busca dar señales de unidad para reducir los niveles de fragmentación en esa provincia, pero también tienen que regular su convivencia con el senador Luis Juez, que trabaja para pelear por la gobernación cordobesa bajo el signo de JxC. En ese contexto Schiaretti fantasea en nacionalizar su cordobesismo y aumentar los acercamientos con el diputado radical Facundo Manes. El médico sigue hablando de "ampliar JxC" y sus socios cordobeses sostienen que esa exploración es inviable en la provincia.

Al mismo tiempo, más allá de los límites mediterráneos, Schiaretti sigue alimentando la angosta avenida del medio. Hace dos semanas se mostró con la diputada socialista Mónica Fein, que fue intendenta de Rosario y ahora integra el bloque de la Cámara Baja donde conviven con los diputados de Córdoba Federal. El gesto también estuvo orientado a avalar las aspiraciones del gobernador cordobés, que no oculta su entusiasmo por ganarle a JxC en el distrito que le duele hace ocho años y donde no compite el kirchnerismo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario