El clima en Neuquén

icon
15° Temp
85% Hum
LMCipolletti ESCUELA

María Angélica Currie de Barilá, recordada maestra de Allen

Una de las educadoras más recordadas de la ciudad, que marcó a varias generaciones de alumnos.

Entre tantas historias que engalanan los relatos de la vida cotidiana del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, recordaremos a una pareja de maestros asentados en Allen. En este caso nos ocupamos de María Angélica Currie de Barilá, que nació en Coronel Dorrego el 3 de junio de 1916. Se recibió de maestra Normal nacional en el colegio de Nuestra Misericordia en Capital Federal, en 1934.

Sus primeros pasos en la docencia los realizó en Oriente, partido de Coronel Dorrego, obtuvo su nombramiento como maestra auxiliar el 17 de febrero de 1937, cuando solo contaba con 18 años. Allí permaneció durante dos años y siete meses.

Te puede interesar...

Consiguió su traslado a la Escuela Nº 23 del Territorio de Río Negro, en Allen, a partir del 29 de agosto de 1945. El primero de abril de 1960 asumió la vice dirección de la escuela. El 2 de junio de 1962 se retiró luego de 25 años de ininterrumpida labor en esa escuela. Su paso como docente es recordado por sus innumerables alumnos y colegas.

Su amor por la enseñanza hizo que actuara en forma simultánea como profesora de historia y geografía en el primer colegio secundario de Allen, el Mariano Moreno.

Finalmente, con un grupo de maestros entre los que se encontraban su esposo Francisco Tomás Barilá, Luis Capizzano y Anselmo Álvarez, trabajaron dos años ad honorem, y dieron origen así a la actual Escuela provincial para adultos Nº 13, que albergó estudiantes adultos que no pudieron terminar a término la escuela primaria.

barila-4.jpg
María Angélica Currie y Francisco Tomás Barilá.

María Angélica Currie y Francisco Tomás Barilá.

Esta escuela funcionó en sus orígenes en la Escuela Nº 80 albergando alumnos de todo nivel social, pero principalmente a los sectores barriales que más requerían este apoyo.

Una vez reconocida por la provincia, en la escuela fue nombrada directora la señora de Montenegro y docente Currie de Barilá. De esta manera, María Angélica continuaba su labor en las aulas, pero esta vez como docente provincial ya que dependía la escuela del Consejo Provincial de Educación. A los dos años, ante la renuncia de la directora, asume las funciones directivas que continuó durante 13 años. Fueron estos años de mucha prosperidad para la institución que comenzó a funcionar en las instalaciones del colegio Mariano Moreno.

barila-2.jpg

Se triplicó su matrícula tanto en los grados correspondientes al ciclo primario como en los talleres especiales, donde se abrieron Cursos de Contabilidad, Mecanografia, Tejido, Corte y Confección y Peluquería.

Por estas aulas pasaron infinidad de alumnos que recuerdan a doña Chola aún hoy. Una anécdota cotidiana entre los alumnos de aquellos años era la persecución de la que eran objeto si no asistían a la escuela. En cualquier lugar en la calle, en la plaza, en la despensa o donde los encontrara, les recordaba la importancia de continuar en la escuela. De esta manera consiguió, por su insistencia, que muchos finalizaran el ciclo escolar.

Finalmente, el 7 de octubre de 1993, y ya jubilada definitivamente, falleció en Allen rodeada de sus hijos, hijos políticos y sus diez nietos. Sus restos descansan juntos su esposo en el cementerio local.

barila-3.jpg

En 1990, por ordenanza municipal 17/99, en reconocimiento a su labor educativa, se impuso el nombre de María Angélica Currie de Barilá a una calle de Allen.

María Angélica fue una parte importante de la docencia de la región, integró ese selecto grupo de recordados docentes valletanos, que comenzaron sus labores en épocas donde la profesión de maestro era ponderada y apreciada en su justa medida.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario