Matador

Diez mil personas vibraron anoche al ritmo de Los Fabulosos Cadillacs, que gestaron una fiesta de “despedida” en Casino Magic.

Neuquén > Las condiciones climáticas  no impidieron que Los Fabuloso Cadillacs generaran una verdadera fiesta en el predio de Casino Magic, que anoche tuvo su merecida fiesta de rock ante 10 mil personas, después de que Ricardo Arjona  eclipsara a unas 15 mil fans el último jueves en el mismo escenario.
Esta vez Vicentico, Sr. Flavio (bajo) y compañía, en poco más de dos horas, desplegaron un arsenal de hits y algunas nuevas canciones, para satisfacer a la generación de “Yo te avisé”, a la de “Vasos vacíos” y también a los “Fabulosos Calaveras”. Por esa razón, un público variado en edades -alguno llegó acompañado por su hijo- copó el predio de Planas al 4.000 para ponerse a “La luz del ritmo” y entregarse al “arte de la elegancia” de los Fabulosos.
Con una banda que luce en vientos con el movedizo Sergio Rotman, los seguidores de los Cadillacs tuvieron una oportunidad única de estar presentes en uno de los últimos shows -la gira “Satánico Pop Tour” finaliza el 3 de diciembre en Chile- de la banda, que ya comenzó a despedirse durante su actuación en el Pepsi Music.
Pasadas las 22.20, la banda saltó a las tablas con uno de los himnos: “Manuel Santillán, el león”, para que inmediatamente el predio comience a entrar en ebullición. Para que el clima siga en ascenso “Contrabando de amor” fue el segundo en sonar para luego caer en una de las nuevas canciones: “La luz del ritmo’. Para bajar un poco la excitación y la euforia, el momento tierno llegó de la mano de “Vos sabés”.
“Demasiada presión”, “Calaveras y diablitos”, “El aguijón”, “Nosotros egoístas”, “Saco azul”, fueron parte de los 25 temas que recorrieron la noche. Renovadas y con el sello FBC de estos tiempos que corren, los ‘80 estuvieron presentes con el “El genio del dub”, mientras una  inyección alegre al corazón no tardó en llegar con “Carnaval toda la vida”, que hizo cantar a todo el Casino.
Momento esperado por algunos, dos de los temas más emblemáticos del grupo sacudieron los cuerpos con “Mal bicho” y “Matador”. A esa altura y con una grilla de selección de temas a la que no le sobró ni faltó nada, Los Cadillacs dieron muestra de por qué fueron y son una de las mejores banda de toda Latinoamérica.
“Silencio Hospital” (uno de los primeros cortes de difusión en el inicio de su carrera) y los exitosos “Mi novia se cayó en un pozo ciego”, “Vasos vacíos” y “Siguiendo la luna”, fueron marcando el final del show que llegaría con “Yo no me sentaría en tu mesa”.
El “Satánico Pop Tour” pasó por Neuquén con aires de despedida. Sin embargo, habrá que aguardar qué les depara el futuro a los “reyes del ritmo” que anoche funcionaron como rotundos  matadores en un show de esos que no se olvidan.

Deja tu comentario


Lo Más Leído