El clima en Neuquén

icon
26° Temp
26% Hum
La Mañana Messi

Messi se sinceró con Vignolo: su costado romántico, sus hijos y los asados

El capitán de la selección argentina habló sobre su vida cotidiana y cómo se imagina su futuro tras el Mundial de Qatar.

Lionel Messi mostró su costado más íntimo en una entrevista con Sebastián Vignolo, para el ciclo "En Primera Persona" que el relator y conductor lleva adelante para Star+. Allí se mostró sencillo, con vivencias que lo transforman en una persona tan simple que lo elevan por sobre su estatura de futbolista genial.

“No necesito más que mi familia y los pocos amigos que tengo de verdad. Es donde yo me siento feliz”, reconoció el delantero del PSG. “Ser Messi me quita muchas cosas, también muchas veces zafo por eso... Los nenes me dicen vamos acá o allá y bueno... (risa) Pero es verdad que me pierdo muchas de esas cosas, aunque los que lo sufren, lo digo entre comillas, son ellos porque nos prohibimos hacer muchas cosas. Sería bueno salir y pasar un rato con tu familia o pasar desapercibido y lo hacemos cuando podemos”, contó.

Te puede interesar...

También se soltó en la charla con el Pollo Vignolo y mostró su lado B, al hablar de cómo es en la intimidad con su esposa Antonela Roccuzzo. “Tengo mi lado romántico. De vez en cuando lo saco a relucir, ya son muchos años los que estamos con mi mujer, así que de vez en cuando está bueno hacer cosas diferentes”, reconoció.

Untitled-3.jpg

“A la Torre Eiffel no la invité, estuvimos cerquita. Desde que vivimos acá no subí nunca, fuimos hace muchos años, antes de que naciera Thiago, imaginate... Vinimos, la pasamos bien, nos gustó, pero el tema de la comida mucho no... soy más de lo normal”, señaló.

“Uso poco la parrilla, no me gusta tanto, prefiero acompañar. Acá el año pasado a los asados los hacía Fideo (Di María), hacía buenos asados. En Barcelona los hacía Luis (Suárez) o mi hermano, yo no. Yo sólo hago para la familia, los niños y Antonela, ya si son muchos no me gusta, prefiero acompañar”, explicó.

Untitled-5.jpg

El desarraigo de Barcelona siempre es un tema recurrente en la vida del crack. “Nosotros teníamos todo, teníamos la vida ya hecha, tanto Antonela, yo, los nenes, el colegio, los amigos, las amistades, llegábamos a la escuela y nos conocía todo el mundo y ellos también conocían a todos. Pero llegar a un lugar nuevo, con un idioma diferente no es fácil. Al principio teníamos miedo de lo nuevo, pero sobre todo creíamos que ellos iban a sufrir por el cambio y nada que ver”, afirmó.

¿Y cómo es La Pulpa en su rol de padre?

“Entre Antonela y yo, yo soy el que más los caga a pedo a los chicos. Es normal, es la que más tiempo pasa con ellos por mis viajes, los partidos, estoy mucho tiempo fuera. A mí me dan un poco más de bola cuando les pongo los puntos, a veces por demás”, confesó.

Pero también están los consejos: “Intento que aprendan a valorar las cosas, que hay que ganarse las cosas día a día”.

“Los chicos me vuelven loco, todo el tiempo quieren jugar partido y muchas veces les digo que no y cuando jugamos en general no los dejó ganar, a veces sí porque si no Mateo... Mateo es igual a mí en chiquito y eso es malo porque no le gusta perder a nada. Pierde y empieza a hacer quilombo", contó

“Thiago es un fenómeno, tranquilo, buenito por demás, responsable. Mateo es todo lo contrario a Thiago y después Ciro copia mucho a Mateo, se ponen los dos en contra del grande, pero todavía no definió su personalidad”, amplió.

image.png

Si bien los éxitos siempre lo acompañan también hay un espacio para la derrota y en ese sentido contó cómo vive los sinsabores. “Me jode perder, me jode no hacer un buen partido, no jugar bien, no disfrutar en una cancha, pasarla mal y no ganar... Obviamente que aprendí a perder porque son muchos años de carrera y me tocó perder muchas veces, pero siempre me duele”, afirmó.

La ilusión de Qatar

“Estoy contando los días para el Mundial. Hay un poco de ansiedad de querer que sea ya y los nervios de decir bueno, ya estamos ahí, qué va a pasar, es el último, cómo nos va a ir y sí, por un lado no vemos la hora de que llegue y por el otro el cagazo de querer que nos vaya bien”, remarcó.

“Llegamos en un muy buen momento –agregó- por cómo se dieron todas las cosas, con un grupo muy armado y muy fuerte. Pero en un Mundial puede pasar de todo. Los partidos son dificilísimos, por eso es tan especial porque no siempre los favoritos son los que terminan ganando o haciendo el camino que uno esperaba”, expresó el capitán.

Messi.jpg

“No sé si somos los grandes candidatos, pero Argentina de por sí es candidata siempre por historia, por lo que significa, más ahora en el momento que llegamos, pero no somos los favoritos, creo que hay otras selecciones que están por encima”, recalcó.

“Me siento bien físicamente, puede hacer una pretemporada muy buena este año que no la había hecho el año anterior por cómo se dio todo, empecé a entrenar tarde, a jugar sin ritmo, con el torneo ya empezado, después fui a la Selección, cuando volví tuve una lesión y nunca terminé de arrancar y la pretemporada de este verano fue fundamental para empezar de otra manera y de cómo llegué este año también, con otra cabeza, con otra mentalidad y con mucha ilusión”, señaló.

Lio también habló sobre el entrenador de la selección argentina. “Scaloni es una persona muy cercana que habla muchísimo con el jugador, que intenta estar siempre para lo que sea y después una persona que lo vive muchísimo, que se nota que trabaja por y para el fútbol y que le encanta lo que hace y que sufre muchísimo los partidos (se ríe) y que se merece todo lo que vivió porque no fue fácil tampoco el proceso que le tocó agarrar y él fue el que armó todo esto”.

psg messi.jpeg

El futuro

“No me veo técnico. Me gusta el tema de la dirección deportiva, el armado de grupo junto a un técnico, de acompañar, pero no tengo definido qué voy a hacer”, reconoció.

“Siempre fui un agradecido por el cariño que me dan en todos lados, me toca ir por todo el mundo y siempre recibí mucho cariño y respeto, y de hace unos años para acá la gente de la Argentina está más incondicional que nunca. En años anteriores por ahí había mucha duda, mucha gente que no pensaba lo mismo, pero hoy por hoy la gente de la Argentina conmigo es incondicional y yo soy agradecido y feliz de haber vivido lo que pasó después de la Copa América, de disfrutar, porque después de haber ganado todo con el Barcelona, ganar con la Argentina y disfrutar fue muy especial también”, cerró.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario