Hasta ahora ninguna de las playas en que se encuentran los tiburones de punta negra se ha cerrado, probablemente porque si bien esta especie es responsable de la mayoría de las mordidas en Florida,nunca han sido ataques mortales y generalmente no en esa zona en particular.

Otro punto importante es que en estas playas el agua es cristalina, por lo que es muy difícil que un tiburón muerda a una persona al confundirla con un pez, ya que no atacan a los humanos intencionalmente.

"Estos tiburones son muy asustadizos, por lo que cuando ven a un humano nadan hacia otro lado".

Embed