Mindlin se lanza a un nuevo ciclo expansivo

Pampa Energía. Ayer cerró la compra de Petrobras y aumentó su posición en el negocio de la producción de tight gas y en la generación de electricidad e incursionará en energía eólica. El perfil de un ex aliado del kirchnerismo que se acercó a Macri.

Por Cristian Navazo

De ser uno de los empresarios del ámbito energético predilectos del kirchnerismo, Marcelo Mindlin pasó a cuarteles de invierno durante los últimos años del mandato de Cristina Fernández, tras una disputa por las tarifas. Ahora, cercano al presidente Mauricio Macri, regresa a los primeros planos.
El empresario inauguró el lunes la quinta turbina de la central Loma de La Lata, y anunció que participará de la licitación que lanzará Nación este mes para la incorporación de generación térmica. La idea es sumar una turbina similar (General Electric, modelo LMS100 aeroderivada). Como señal de la simpatía entre el empresario y el gobierno nacional, la vicepresidenta Gabriela Michetti hizo el corte de cintas del equipamiento bautizado María Elena, en homenaje a María Elena Walsh.

Durante el encuentro abundaron los elogios mutuos. La funcionaria puso a Mindlin como el ejemplo del empresariado argentino como punta de lanza para que llegue la demorada lluvia de inversiones extranjeras que vaticina el macrismo.

Mientras que el titular de Pampa Energía ponderó el pago a los fondos buitres y la salida del cepo cambiario, medidas que consideró como una "vuelta al mundo" para la Argentina.

Más allá de la flamante inversión de 1100 millones de pesos que puso en marcha el lunes en Loma de la Lata, Mindlin ayer dio el salto con la compra del 67,19% Petrobras Argentina por 892 millones de dólares. Aunque para el cierre definitivo del trato, aún falta que lo aprueben los directorios de ambas compañías.

En diálogo con Economía y Petróleo, adelantó que "la idea es mantener todos los negocios que estaríamos comprando". Los activos más interesantes de Petrobras Argentina son las áreas neuquinas donde, en los últimos años, la empresa cosechó importantes resultados en la producción de tight gas. Se trata de Sierra Chata, Río Neuquén y El Mangrullo, donde Pampa ya tiene participación.

El yacimiento Río Neuquén, el de mayor potencial de gas no convencional, fue el más preciado durante las negociaciones. La compañía brasileña mantendrá el 33,6 por ciento de la concesión donde habrá fuertes inversiones.

"Es una oportunidad, si es que somos exitosos en la compra, para seguir expandiéndonos en la producción de gas. Así como nos fue extremadamente bien con la asociación con YPF en Rincón del Mangrullo, hay mucho potencial para seguir creciendo en producción de tight gas en otras áreas", indicó. De concretarse la adquisición, Pampa Energía pasaría a ser el cuarto productor de gas del mercado, detrás de YPF, Total Austral y Pan American Energy.
No convencional
Por intermedio de su subsidiaria Petrolera Pampa, el grupo opera en 5 áreas y más de 80 pozos productivos, en asociaciones con YPF, Ysur y Petrobras.

En Rincón del Mangrullo, junto a la petrolera nacional invirtieron unos 580 millones de dólares y en marzo pusieron en marcha la segunda planta compresora que les permite inyectar 4,5 millones de metros cúbicos diarios de gas, es decir casi el 8 por ciento de lo que se produce en la provincia.
Consultado acerca de la nueva gestión de YPF, Mindlin opinó que "va a seguir con la misma política. Tal vez va a poner más énfasis en asociaciones como la de Rincón del Mangrullo. Pero la política en cuanto a seguir desarrollando Vaca Muerta, seguir invirtiendo, va a ser la misma".

Aseguró que su nicho es el tight gas y que no pondrá fichas en Vaca Muerta, que "tiene un potencial enorme, pero es para jugadores más grandes".

Pampa Energía es co-controlante de TGS, junto a Petrobras Argentina, la transportadora de gas más importante del país con 9130 kilómetros de gasoductos, y líder en producción y comercialización de LNG.

Por una cuestión de regulación, el holding se desprenderá de una parte de su participación en la transportista. En el negocio ingresará la empresa Harz Energy, una subsidiaria del Grupo Neuss, propietario de la distribuidora eléctrica rionegrina Edersa, que pagará 250 millones de dólares.
Además, con la incorporación de los activos de la empresa brasileña en el país, Pampa pasará a jugar un rol importante en el mercado de los combustibles, de la mano de la refinería de Bahía Blanca y un centenar de estaciones de servicio.

Inauguró una turbina en Loma de la Lata y quiere montar otra.

Electricidad

Hoy el grupo produce más del 8% de la capacidad instalada de electricidad del país, a través de dos centrales hidroeléctricas en la provincia de Mendoza (Nihuiles de 265 MW; y Diamante, de 388 MW), las usinas térmicas Piedra Buena (620 MW), Loma de La Lata (658 MW), General Güemes (360 MW) y Piquirenda (30 MW).

En transporte, tiene el 50% de Citelec, la controlante de Transener, que opera la red de transmisión en alta tensión de Argentina. En distribución es dueña de Edenor, con más de 2.8 millones de clientes en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

Con la adquisición de los activos de Petrobras, sumó otros 1300 MW de generación eléctrica, con lo cual alcanzaría el 10% de todo el parque generador en del país.

"Esta es una negociación que se puede caer el día de mañana, todavía no es un hecho", indicó con cautela Mindlin.

Mindlin elogió el pago a los buitres y dijo que llegarán inversiones.

Renovables

Por otro lado, el titular de Pampa Energía se mostró decidido a incursionar en la generación de energía renovable. Adelantó que tiene la intención de construir un parque eólico en la zona del sur de Buenos Aires, cerca de Bahía Blanca. Sería el más grande del país y demandaría unos 200 millones de dólares.

Y agregó que el gobernador Omar Gutiérrez "nos retó, así que vamos a empezar a ver proyectos de energía eólica en Neuquén", en el futuro.

Según Mindlin, el pago a los fondos buitre abre un nuevo escenario de inversiones en la Argentina. "Las medidas que ha tomado el gobierno, más allá de las políticas de precios para el sector, son muy importantes en cuanto a la liberación del cepo y la renegociación de la deuda y haber salido del cepo después de 12 años, porque son medidas que permiten al país reinsertarse en el mundo y al sector privado volver a acceder al crédito", aseguró. Y señaló que en el extranjero "hay un enorme interés" en el país, pero que "están esperando que los empresarios argentinos empiecen".

Como todo hábil hombre de negocios, Mindlin sabe adaptarse a los tiempos políticos. Estrechó lazos con el kirchnerismo cuando en 2005 compró Edenor y consiguió que Electricité de France retirara millonaria su demanda contra el país en el Ciadi. Ese fue el inicio de su meteórico crecimiento en el mercado energético, que se congeló durante el último tramo de la presidencia de Cristina Fernández, cuando la relación se fue tensando por el congelamiento de las tarifas.

Con el cambio de Gobierno, Mindlin se prepara para un nuevo ciclo de expansión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído