Misoprostol como revolución tecnológica

Neuquén >  La gran mayoría de las mujeres que acuden al servicio de Control, Consejería y Anticoncepción post aborto Te Acompañamos ha utilizado la pastilla, que en Argentina es conocida como Misoprostol, para realizarse una interrupción voluntaria del embarazo.  
“La existencia de misoptrostol es una revolución tecnológica porque ha hecho que si cada mujer se quiera gestionar un aborto lo puede hacer”, dijo Gabriela Luchetti, ex directora del servicio de Ginecología del hospital Castro Rendón.
El uso de la pastilla ha disminuido el riesgo de muerte entre las mujeres que tuvieron que interrumpir su embarazo. Tal es así que ante la evidencia la Organización Mundial de la Salud en 2009 incluyó al misoprostol entre sus medicamentos esenciales.  “Está comprobado que su uso aumenta la seguridad y reduce riesgos en prácticas de aborto autoinducidos, en particular en países donde la práctica del aborto es ilegal”, dijo Luchetti.
El misoprostol es una hormona que produce contracciones uterinas y por ello se usa para provocar el aborto.   Permite a las mujeres realizarse un aborto seguro en sus casas, preferentemente hasta las 12 semanas de gestación.
Según la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG) abortan 9 de cada 10 mujeres que lo utilizan.
Actualmente, se utiliza con frecuencia en África, Latinoamérica y el Caribe. Su nombre comercial varía según los países de procedencia. Se encuentra como Oxaprost, Cytotec, Citotec, Arthrotec, Cyprostol, Misotrol y Misotac. 
“Lo que cambió es que ahora la mujer se puede autogestionar el aborto porque la información la pueden obtener por distintos medios. Es algo que existe y que ha reducido los riesgos en las mujeres”, concluyó.

Deja tu comentario

Lo Más Leído