El clima en Neuquén

icon
26° Temp
30% Hum
Más E YPF

Nielsen se quedó sin plan y sin espacio político en YPF

La salida del presidente de YPF tiene dos componentes principales: su falta de empatía política con el ala cristinista de la empresa y las trabas que impuso la pandemia para promover el shale.

Guillermo Nielsen había sido el principal vocero de Alberto Fernández dentro del sector energético. En junio del 2019, antes de las elecciones, alzó la voz y mostró parte del plan que intentó llevar adelante. Vaca Muerta y un marco jurídico para los no convencionales sobresalían en su mirada sobre lo que había que hacer en el sector energético argentino, con YPF como timón de proa para una nueva instancia en el camino que la petrolera había empezado a transitar desde el 2010. Pero con el paso de los meses, ese margen de acción inicial se fue acotando.

El minuto uno de su nombramiento como presidente coincidió con una transición demasiado larga hacia la designación de la otra pata política de peso dentro de la empresa: el CEO Sergio Affronti llegó a finales de abril del 2020, cuatro meses después de Nielsen, un tiempo en que el sector energético quedó arreciado de incertidumbres. La inacción de entonces en la Secretaría de Energía iba de la mano con una YPF que no mostraba las cartas de la nueva gestión. Ese contexto se dio de frente con la pandemia del coronavirus, que puso todo en cuestión.

Te puede interesar...

Por un lado, la producción de Vaca Muerta sufrió una caída histórica al inicio del ciclo del COVID-19. El debate en el Congreso de una ley para el sector petrolero que, incluso, llegó a conocerse como la “Ley Nielsen”, aquel proyecto de “poner en igualdad de condiciones fiscales a Vaca Muerta con Permian”, tal como el propio presidente de la petrolera lo dijo en el Precoloquio de IDEA Vaca Muerta en junio de 2020 en Neuquén, sigue todavía sin resultados concretos.

Luego, lo que por lo bajo reconocen en la compañía: no encontró un espacio político con el que se sienta representado dentro de la empresa. En ese escenario, si bien forma parte del proceso de reestructuración de la deuda que busca sellar YPF con sus acreedores por u$s 6200 millones, dijo que aceptó un desafío del presidente Alberto Fernández. Su camino sigue en Arabia Saudita como Embajador.

Pablo González - YPF 2.jpg
El santacruceño Pablo González será el nuevo presidente de YPF.

El santacruceño Pablo González será el nuevo presidente de YPF.

El ala cristinista de la empresa, aquella que le abrió el camino a Affronti, no tardó en impulsar a Pablo González, ex vicegobernador de Alicia Kirchner, para ocupar ese lugar una vez que el directorio le acepte la renuncia a Nielsen, quien al cierre de esta nota todavía no la había presentado.

La llegada de González planteó un coro de cuestionamientos opositores. El cargo más político de la empresa puede oficiar de trampolín. Pero lo cierto es que todo lo concreto que se pueda en buena medida decir sobre la petrolera va a estar ligado a sus números: ¿será artífice de todo el despegue posible que permita la pandemia en el petróleo? ¿Comenzará a revertir su caída de la producción también desde el gas, donde solo en Neuquén deberá aportar 20 millones de metros cúbicos diarios durante los próximos cuatro años?

Llega a una empresa en la que el proceso de reestructuración de la deuda está marcha. Los mejores costos de producción están en Vaca Muerta, donde nada se explicaría sin su rol hegemónico, y que implicó la creación de una nueva vicepresidencia, la de los no convencionales. Es desde donde YPF logra sostener en parte el declino del resto de sus campos petroleros, en los que necesita de un barril más elevado para tener rentabilidad. Si hay algo que necesita hoy es hacer valer cada dólar que administra, en un escenario en el que el mercado interno, su principal nicho de negocios, recibe el embate adicional de los límites de la pandemia.

ep06-f01-ener-shale-oil-ypf.jpg

La ley del blindaje que se postergó y busca consensos

Aun antes de que el FdT ganara las elecciones, Nielsen tenía un rol importante dentro del entorno del presidente Alberto Fernández. Su confirmación llegó junto con la del gabinete de ministros, y desde entonces trató de impulsar un proyecto de ley que se encontró con las prioridades que impuso la pandemia y la necesidad de resolver el frente macroeconómico. Ese debate sigue sin resolverse. De hecho, el secretario de Energía, Darío Martínez, trata de acordar subas de la producción de crudo para delinear un marco jurídico que incentive las exportaciones. Por ahora, se trata de un proyecto de ley que sigue abierto de esas condiciones políticas, pero también de la macroeconomía, impactada adicionalmente por el coronavirus.

Guillermo Nielsen en YPF.jpg

El coqueteo con Brasil y Vaca Muerta

La Cumbre de Davos. Nielsen estuvo en la cumbre económica de Davos. En ese escenario mantuvo un diálogo con el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes. El economista comenzó a impulsar en ese ámbito la chance de comercialización para el shale gas de Vaca Muerta.

La igualdad tributaria. “Tenemos la idea de poner en un pie de igualdad tributaria a Vaca Muerta respecto de Permian y Marcelus. Necesitamos que Vaca Muerta tenga condiciones competitivas equivalentes a las de otras áreas de los países centrales en el sector petrolero”, dijo en Neuquén en junio del 2019.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario