Nos duele en el Alma: viene el Dream Team

Argentina cayó 92-73 ante España, campeón de Europa, en el cierre del grupo B. En cuartos, mañana (22:15) con Estados Unidos.

Río de Janeiro.- Sin atenuantes, la selección argentina de básquet perdió ante España 92 a 73 en el cierre del grupo B. El conjunto de Sergio Hernández, que ya estaba clasificado a los cuartos de final, terminó así con un balance 3-2, del mismo modo que su rival de anoche en el Arena Carioca I, que fue copado nuevamente por los hinchas albicelestes. La mala fue doble, porque la victoria de Croacia ante Lituania (90-81) en el cierre provocó un cuádruple empate que nos mandó a jugar mañana ante el invicto Estados Unidos.

El máximo anotador resultó ser el alero del Real Madrid Rudy Fernández, responsable de 23 tantos, mientras que la principal vía de gol del quinteto criollo fue el base Nicolás Laprovíttola, con 21 puntos. El Alma amaneció encendida y dos triples de Ginóbili otorgaron ventaja en el arranque (8-3). Sin embargo, el campeón europeo capitalizó fisuras en la puerta trasera de una defensa albiceleste que no realizó bien las cortinas y llegó siempre tarde a la intención de corte.

21 puntos convirtió el base Nicolás Laprovittola para ser el goleador argentino.

El conjunto de Hernández diseñó flojos porcentajes (1-7 en dobles, 3-9 en triples) y mostró errores en el traslado (4 pérdidas). Suficiente como para que España tomara distancia de 10: 25-15. En el segundo período, el conjunto español parecía que se tomaba un respiro aunque se disparó 41-25 (cuando quedaban 4m 24s) y una técnica cobrada a Scola (tercera infracción) obligó al técnico Hernández a sentarlo de inmediato. La zurda de Ginóbili (7) maquilló una diferencia que estaba para más: 48-35 al término del primer tiempo.

En el tercer cuarto, España nunca perdió el control y se fue arriba por 14 (71-57), de cara a los 10 minutos finales. En el último cuarto, la historia se decantó rápido, porque, más allá de la intención de revertir el marcador y una canasta de Scola que dejó la pizarra 64-75 y encendió a los simpatizantes argentinos (otra vez mayoría en el Arena Carioca), el encuentro ya tenía dueño hacía rato. Los europeos sabían que eran segundos en el grupo B y se medirán mañana con Francia.

"Es difícil hacer un análisis. España nos dominó. Defendió bien y nos cortó todos los caminos en ataque".Sergio Hernández. Reconoció el momento del rival

"No nos gustó cómo terminamos la fase. Teníamos mínimas chances de ganar, pero jugamos mal”.Emanuel Ginóbili. Disconforme con la performance.

Brasil, afuera

La otra noticia del día fue que Brasil quedó eliminado (2-3), a pesar de que a primera hora doblegó a Nigeria (1-4), por 86-69. El local necesitaba de un triunfo de Argentina. La decepción fue grande para los dirigidos por Rubén Magnano y para toda la parcialidad verdeamarela.

Una hazaña que ya conseguimos

Una vez más, el Alma y Estados Unidos estarán frente a frente en un Juego Olímpico. El duelo será el más duro de todos, entendiendo que el rival es superlativo. Pero la Generación Dorada ya dio muestras de proezas épicas ante el Dream Team, como la victoria en el Mundial de 2002 por 87-80 (hasta allí nunca habían perdido un partido) y en la semifinal de Atenas 2004, por 89-81.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído