Pibes sacados entran a los negocios y exigen dinero

La situación genera mucha preocupación entre los comerciantes.

Un grupo de jóvenes y adolescentes mete miedo en los comercios del centro de la ciudad. Ingresan de forma sorpresiva y exigen que les entreguen algo de mercadería o dinero, con mucha prepotencia. Ocurrió el fin de semana pasado, y lo que en un principio parecía ser un caso aislado terminó siendo algo más generalizado, ya que varios comerciantes y empleados compartieron su desazón por haber vivido el mismo tipo de incidente.

Fue una situación sumamente desagradable que esperan que no se vuelva a repetir. Por eso solicitaron mayor protección en las calles e hicieron correr la voz para cuidarse y estar prevenidos.

Te puede interesar...

En una reunión de trabajo que los convocó para afinar detalles de la gran venta que se viene en noviembre, denominada Descuentos Imperdibles, alguien hizo el comentario y luego llegaron a la conclusión de que los pibes que habían irrumpido en un negocio de calle Belgrano, el sábado por la tarde, pidiendo plata y medias, siguieron con su raid por otros locales del centro cipoleño.

Creen que eran menores de edad y que por cómo se desenvolvían se encontraban bajo los efectos de alguna sustancia. Por fortuna, más allá de infundir temor, no llegaron a provocar destrozos ni a violentar al personal que los atendió.

“No está bueno que pase esto, yo soy un hombre y acá somos varios en el negocio, pero en otros locales hay mujeres solas y pasan mucho miedo”, decía el mensaje que circuló por el grupo de Whatsapp de algunos comerciantes nucleados en la Cámara local.

También tomaron nota de lo que hacían los vándalos con las chicas que cruzaban en la calle, a las cuales abordaban cuando estacionaban y descendían de sus vehículos para pedirles plata.

Desde la Cámara de Industria y Comercio, su titular, José Luis Bunter, compartió su preocupación: “Es un grupo de pibes que pulula por el centro amenazando a los comerciantes y están drogados”. Advirtió que ingresaron a varios locales durante el fin de semana pasado, por lo que trasladarán su inquietud a la Policía.

“Vamos a tener que reflotar los números de las cuadrículas para que el comerciante llame directamente al patrullero que le corresponde cuando pasen estas cosas”, dijo Bunter.

Analizan la mejor forma para hacer prevención

Ante la preocupación de los comerciantes, la Policía analiza la situación pero de forma inicial descartaron los llamados directos.

El comisario a cargo de la Unidad Cuarta, Osvaldo Huanque, comentó que esa forma de hacer prevención en las calles no va más desde que está el 911.

Esto porque la comunicación directa con el patrullero evidenció algunas falencias, ya que los vecinos que llamaban no siempre se podían comunicar. A veces los celulares –en poder de los efectivos- no tenían crédito o se quedaban sin carga, y el patrullero no tenía la posibilidad de devolver el llamado.

“Con el 911 esto no pasa. Se pueden grabar las llamadas, identificarlas e incluso devolverlas”, destacó Huanque, quien a la vez echó por tierra la posibilidad de reactivar otra modalidad de comunicación, que sería crear un sistema paralelo al que funciona en la actualidad. “Ya tenemos dos, está el 911 y el 109. Si agregamos uno más perdemos efectividad”, explicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído