El clima en Neuquén

icon
26° Temp
25% Hum
La Mañana Elecciones 2023

Política con un poco de menta

Solo el MPN es capaz de cambiar su propia ecuación con más MPN. La oposición es una boya en el mar político.

Cuando desembarqué en Neuquén lo primero que me dijo un viejo periodista fue: “Si dividís por tres, siempre gana el MPN. A la oposición no le alcanza si va dividida”.

Su síntesis tenía que ver no solo con su experiencia de décadas viviendo y trabajando en esta provincia, sino también con algo mucho más pragmático, el caudal de votos cautivos que tiene el partido provincial (MPN) que lleva más de 60 años gobernando Neuquén y eso no solo incluye el sillón de calle Roca y La Rioja sino todo lo que ronda al entorno del poder.

Te puede interesar...

Dentro de ese juego, en Neuquén la oposición goza de una serie de candidatos vintage, como prefieren definirse ellos para tratar de adaptarse a los tiempos.

En verdad, son eternas boyas en el mar político local que encontraron en ese rol una forma se supervivencia, atada al Movimiento.

El Pechi Quiroga podría haber sido un gran irruptor en el mapa provincial, pero su personalismo excesivo lo traicionó. Otro cacique que podría haber prosperado fue Ramón Rioseco, pero es demasiado obstinado como para bajarse del caballo y sigue jineteando.

Es decir, los muchachos de la oposición no comprendieron en 60 años la letanía que reza: “si divides en tres perderás”. Habría que probar con manzanitas.

Sin recambio ni alianzas estratégicas, la única sombra que tiene el MPN es un soldado de sus propias bases que se hartó del pulgar abajo del patrón del partido.

En este escenario, queda demostrado que solo el MPN puede torcer su propia estructura y de ser así, la salida al MPN incluiría más MPN con un poco de menta. Ya saben lo que se dice de la menta, que sirve para esconder otros aromas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario