Por la muerte de un bebé, vinculan a un tercer médico

Es por el niño que ingresó con una quemadura, lo medicaron y murió. Ya hay dos médicas acusadas.

Tras la muerte de un nene de un año y medio en una clínica neuquina a la que había llegado con quemaduras producto de un accidente doméstico, el Poder Judicial acusó ahora a un tercer médico. Previamente, la fiscalía había señalado a dos médicas como las responsables del hecho, aunque evalúa solicitar el sobreseimiento de una. Por el momento, la investigación del caso se prorrogó un mes más, plazo en el que se deberá evidenciar qué tipo de incidencia tuvieron los tres en el trágico desenlace o si deberán absolverlos.

El viernes pasado se realizó una audiencia en la que el juez Gustavo Ravizzoli hizo lugar al pedido que la fiscalía y la querella hicieron el día anterior, y acusó al doctor Ítalo Severini por el delito de homicidio culposo. La teoría del caso es que obró de manera imprudente en su profesión, causando la muerte del niño el 28 de abril de 2018. “Durante la investigación han surgido, como suele suceder, circunstancias que se han aclarado, como así también hechos y evidencias nuevas que le han dado cierto giro a la investigación”, comenzó diciendo la fiscal de la causa, Sandra Ruixo.

Te puede interesar...

“Tal es así que, si bien no se va a efectivizar en el día de la fecha, muy probablemente esta fiscalía, en virtud de ese giro que ha dado la investigación, solicite la desafectación del caso de una de las dos imputadas, concretamente de María Cárdenas”, aclaró la fiscal respecto de otra de las acusadas. “

“Es una irresponsabilidad inconmensurable decir que no saben de qué muere un niño que ingresa con entre 12% y 17% de quemaduras y a las 6 horas muere”, dijo Sandra Ruixo, Fiscal de la causa

“El tema es que esta novedad de que no fue Cárdenas quien realizó las indicaciones tal como lamentablemente lo muestra la historia clínica, queda claro en esta audiencia que no se compadece con los hechos. Creo que deberían hacer una revisión en ese sentido las autoridades de la clínica, la historia clínica no se compadece con los hechos y eso está dicho por la misma defensa”, subrayó Ruixo.

Luego, la fiscal aclaró que el giro de la investigación derivó en la acusación de Severini. “Surge que este indicó la colocación al niño de una segunda dosis de morfina habiendo transcurrido solamente entre tres y dos horas y media de la primera dosis indicada, completando con ello un total de 0,14 mg/kg, superando la dosis máxima permitida para el lapso de tiempo transcurrido”, detalló Ruixo.

También señaló que el acusado le indicó “una segunda dosis de diclofenac sin tomar en cuenta que a las 12 horas ya se le había suministrado una dosis por otra doctora, generando con ello el primer paro cardiorrespiratorio de 4 minutos”.

Ruixo señaló que cerca de las 13:20, según registro de enfermería, se le administró la segunda dosis de morfina antes de lo indicado. “Es decir, antes de las 4 horas, junto con una segunda dosis de diclofenac. En forma inmediata, el niño sufrió una descompensación. En historia clínica, ese evento se registra a las 14, sin relacionarlo con la medicación”, puntualizó.

La fiscalía entrevistará a tres médicos

La fiscalía le solicitó al juez de garantías una prórroga del plazo de investigación por un mes, ya que manifestó que resta analizar la historia clínica (el original se secuestró dos semanas atrás) y tiene pensado tomar entrevistas a tres médicos. Dos de ellos trabajan, dan clases y son referentes

de la Universidad Nacional del Comahue, en la Facultad de Medicina. El tercero, sin embargo, será el consultado previamente por los defensores particulares de los tres médicos, el cual elaboró un informe sobre el que estos basan el pedido de sobreseimiento de los ahora tres acusados.

LEÉ MÁS

Acusaron a dos médicas por la muerte de un bebé

Chos Malal: lo multaron por denunciar un accidente que no ocurrió

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído