Por los narcos, el gobierno de Evo se pelea con la Iglesia

Se debe a que el Episcopado hizo un llamado de atención sobre la influencia de la economía en la droga. la paz

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, rechazó ayer la postura de la Conferencia Episcopal de su país sobre la influencia de la economía en el narcotráfico y aseguró que los obispos bolivianos "sacaron conclusiones apresuradas sin la información suficiente".

"La Iglesia se equivocó, fue asesorada mal o no recibió información real, pero elaboraremos una respuesta detallada a cada una de las afirmaciones desacertadas y desinformadas", puntualizó Romero en una rueda de prensa que reflejaron las agencias ABI y DPA.

Tres Bolivia, Perú y Colombia son los mayores productores de cocaína.

"La economía de nuestro país se nutre, en parte, de recursos provenientes del narcotráfico, lo que la distorsiona. El narcotráfico tiene un elevado impacto en la economía nacional. Esto falsea las condiciones económicas del mercado productivo. Una verdadera lucha contra este mal debe atacarlo también en sus movimientos financieros", alertaron los obispos de Bolivia el viernes, en una carta pastoral.

También expresaron su preocupación por las causas y las consecuencias de ser un país productor, de tránsito y consumidor de cocaína, además de los efectos en las familias y en la sociedad en conjunto.

En su respuesta, Romero afirmó que hay estudios de la Universidad Católica Boliviana "que señalan que la prevalencia del consumo de drogas alcanza al 0,3% de la población (boliviana), pero en la carta pastoral se muestra a un país como consumidor de alcaloides o tóxicos, eso no es correcto".

Bolivia, Perú y Colombia son los mayores productores de coca y cocaína, de acuerdo con las valoraciones anuales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído