El clima en Neuquén

icon
Temp
70% Hum
La Mañana cerveza

¿Por qué cayó el consumo de cerveza artesanal en Neuquén?

Conocé cuáles son los factores que están afectando el habitual desarrollo de la actividad ¿Tiene incidencia el auge del gin?

El boom cervecero en Neuquén parece haber encontrado un bache en este 2022, debido a la crisis económica. La inflación y pérdida del poder adquisitivo esmeriló la demanda de la cerveza artesanal.

Si bien se podría pensar que el fenómeno tiene que ver con el auge del gin, los jugadores del sector descartaron ese factor y -en general -pusieron el foco en los bolsillos cada vez más castigados por la suba de los precios y los sacudones por la fluctuación cambiaria, más allá de la habitual baja estacional.

Te puede interesar...

"Históricamente el consumo de cerveza tiene un vértice inferior entre abril y mayo. En junio empieza suavemente a levantar y, a partir de julio, se suele incrementar de una manera bastante interesante. Eso es histórico. Este año, enero no fue el mismo de siempre, el consumo fue bastante menor y abril- mayo, la demanda cayó más que nunca. Actualmente nuestra fábrica está trabajando al 30 por ciento, en comparación con otros años", postuló Pablo Méndez de Owe, la cervecería que viene construyendo una sólida trayectoria desde 2004.

cerveza carga venta

"Desde mi punto de vista, esto tiene que ver con la falta de recursos de la gente. Los costos cada vez son más altos y cada vez la gente tiene menos dinero para salir. Si no sale de viaje, lo resuelve en una salida, pero ahí tampoco consume lo que consumía antes. Es bastante complejo lo que está pasando y repercute en todos los sectores", lamentó el productor y dueño del local gastronómico ubicado en Olascoaga 2150 .

Por su parte, "Rodo" García de la fábrica Nihilista manifestó: "Nosotros en ventas estamos igual, pero tuvimos que buscar un par de clientes más porque bajó el consumo en los bares, que son nuestro principal negocio. A los bares va mucha gente como en la prepandemia, pero consume menos". "No es que no sale. Sale, pero se mide. Permanece en la mesa mucho más tiempo y hay menos rotación", describió.

El panorama tampoco es bueno en los locales de recarga. Por Caso, Marcos Carrillo de Beyla - situado en San Martín 2182 - comentó que en su comercio se está sintiendo la retracción, más allá de la habitual baja que tiene lugar en el invierno .

"La estación si bien suma no es determinante. Por lo que vengo viendo, siempre pasa que en julio-agosto cae un entre un 10 y un 18 por ciento aproximadamente. Pero ahora está el tema de los costos. A las fábricas les están subiendo en dólares. Nosotros estamos tratando de mantenerlos pero no aguanta mucho más. Hoy una lata artesanal de cerveza llega a los 500 pesos, así que al cliente se le hace difícil", señaló.

En tanto, el dueño de Owe remarcó que "si la gente tuviera plata para gastar en salidas, lo haría". "A partir de nuestra experiencia de años en el mercado, creemos que cuando empieza el frío y empiezan a llegar los consumos de las tarjetas con los consumos en el verano y las compras con el arranque de clases de los chicos, hay una caída en el consumo. Sin embargo, la caída de consumo que hay hoy es porque la gente no tiene dinero", recalcó.

cerveza carga venta

El dólar no ayuda

Al ser consultado sobre si las trabas en las importaciones y los coletazos del dólar incidieron en la actividad, el propietario de Owe expresó: "Nosotros usamos muy poquitos ingredientes como fábrica de cerveza: lúpulo, malta, agua, levadura y energía. El costo sube, pero energía tenemos. Con las maltas nunca tuvimos problemas de abastecimiento. Hubo alguna dificultad en los lúpulos importados y las levaduras, pero fue leve. Lo que sí, los costos subieron un montón y se acomodaron al dólar blue. El lúpulo que -por ejemplo- valía 27 dólares, hoy sale 60 dólares. Esa es la diferencia que hay entre el dólar oficial y el paralelo".

"Todo se consigue pero cada vez es más caro porque no solo aumenta sino que aumenta en dólares y esa es la rentabilidad que está perdiendo el cervecero. Antes todos abrían fábricas porque había una rentabilidad muy buena, pero eso empezó a caer en la prepandemia y ahora sigue cayendo porque uno va absorbiendo muchos aumentos. No podés trasladarlos todos", planteó, en consonancia, el referente de la marca Nihilista al hablar de la incidencia del dólar y las trabas a las importaciones.

"En lo que es maquinaria está muy complicado; pero bueno, no estás todo el tiempo invirtiendo en eso. Insumos - por ahora - se consiguen. A veces cuesta más, pero hay. Pero cada vez es más corta la brecha que tenés para jugar. Si esto sigue así, habrá que ver otros estilos, insumos, hacer cervezas cien por ciento nacionales, que no son las que pide hoy el público. Sin embargo, llegado el momento, no va a haber otra chance porque no vas a poder pagar mil pesos una pinta en un bar. Tiene que haber otras opciones", agregó.

Un planteo similar hizo Marcos de Beyla. "Imaginate hasta qué punto hemos llegado que ya estoy tratando de buscar otras opciones para brindarle al cliente una alternativa más económica que, claramente la dan las nacionales. La verdad es que sube todo menos los sueldos de la gente que te viene a comprar".

¿El auge del gin implica una pérdida de terreno?

La respuesta es no. Al menos para los cerveceros consultados e, incluso, para Hernán López Sosa, gerente comercial de Patagonian Distillery.

"Nosotros acompañamos el mismo circuito de la cerveza y siempre tenés una baja en invierno por una cuestión social porque - por el frío - la gente se guarda. Ahora es verdad, que desde la pandemia, esta es la baja más baja", indicó López Sosa en diálogo con este medio al poner la lupa sobre "la volatilidad económica y esa incertidumbre de no saber" que lleva a la gente a consume menos.

"Además todos aumentamos y eso, también impacta en el bolsillo de la gente", agregó y al igual que el resto de los actores consultados, remarcó que se hace cargo de parte del aumento de los costos para alivianar los ineludibles incrementos de los precios.

No obstante - y a diferencia de los análisis de los cerveceros -, el referente de la bebida que viene picando en punta desde hace tiempo, señaló que - en su mercado- el factor climático está incidiendo fuertemente en la demanda. "Nosotros para esta altura ya deberíamos estar en números más normales. Sin embargo, todavía está bajo porque hace frío y la gente no sale tanto".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCPi5lthn_-W%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAE3JZCG4gx0FniYYQq6qBkDWOQnzA7rUhaAjjxqj9C8z75ZCbNWCNZANUGfNUQxfVOrZAZBgq1ZAR0Vd4ZAFc7USPJqSILu7oWRObvyK2LbRObbiY3OG2ZBw5lIMwjHZBtD62ARTktPTP4dKPw6noqp4lZAi9wZCplUQWo5Mg3Vu0v2vPCeLpT6wpoZD

Más allá de esa discrepancia, el referente de Patagonia Destillery postuló que hay mercado tanto para el gin como para la cerveza.

Por su parte, Pablo Méndez de Owe fue más allá al argumentar: "El gin sumó un producto a los bares y un público que quizás no iba porque no tomaba cerveza. El cervecero es cervecero y no se cruzó de moda. Con lo cual, creo que el gin no vino a restar consumo de cerveza, sino que por lo contrario, llevó más gente a los bares", enfatizó.

"La baja del consumo es netamente económico, no es por moda. Si la situación económica estuviera bien se consumen las dos bebidas", dijo - en sintonía- Rodo de Nihilista, pasando por alto la competencia de las dos bebidas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario