Precios más caros por ruta destruida

En el norte de Neuquén esperan con ansias que se repare el tramo de 200 kilómetros de la ruta hacia Malargüe para recuperar la comunicación vial.

San Rafael realizará un seminario con la presencia de las 11 provincias que son recorridas por la Ruta 40. Asistirá Vialidad y el secretario de Turismo de la Nación.

Neuquén > Por el mal estado en que se encuentra la Ruta Nacional 40 en el sur de Mendoza, los habitantes de Barrancas deben pagar hasta un 30 por ciento de sobreprecio en los productos de consumo masivo. Es el costo que tienen los servicios de transporte por las averías que se producen en los vehículos al transitar el camino de ripio sin mantenimiento y de asfalto en pésimas condiciones, en los 200 kilómetros que hay entre Malargüe y el río Colorado.
El tramo más comprometido es el ubicado entre El zampal y Agua Botada. Los turistas que se entusiasman con la publicidad que tiene esta estratégica ruta, la transitan una sola vez y después no vuelven más, al tiempo que distribuyen entre sus allegados la propaganda más nefasta sobre este recorrido turístico.
El tema preocupa al sur de Mendoza y al norte de Neuquén desde hace más de 20 años, y las respuestas fueron parciales, como el pavimento en tramos cortos, que terminan deteriorándose con facilidad.
La municipalidad de San Rafael organizó un seminario taller que se realizará en el mes de octubre al que asistirán representantes de las 11 provincias que son atravesadas por la Ruta 40. Prometió su presencia el administrador de la Dirección Nacional de Vialidad, Nelson Periotti, y el secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer.

En Barrancas
¿Cómo afecta el mal estado de la ruta al norte de Neuquén?. El intendente de Barrancas, Flavio Urrutia, tiene una rápida respuesta: “el mal estado del camino repercute en el bolsillo del consumidor final”. También en la baja capacidad de captar el turismo aventura porque, dijo, los turistas “pasan una vez y no quieren volver más”.
Históricamente el abastecimiento de mercaderías se produjo desde el sur de Mendoza pero, por el mal estado del camino –ripio y recuerdos de asfalto- se consigue el pan a 4,90 pesos y el kilo de azúcar a 3,20 pesos. En Neuquén capital estos productos cuestan en promedio 3,50 y 2,80 pesos.
Urrutia dijo que el costo de vida es muy alto en su localidad donde la mayoría son empleados dependientes del estado cuyo sueldo fluctúa entre 1.700 y 2.000 pesos, sin mencionar los planes sociales de 150 pesos.
Barrancas es un punto estratégico en la Ruta 40 porque es nada más y nada menos que el ingreso a la Patagonia desde el norte del país.
Por los años ’70, en Mendoza la Ruta 40 estaba dotada de impecable pavimento hasta el paraje de las lagunas de Coipo Lauquén, cerca del límite con Neuquén. Ahora, y tras los años del “boom” petrolero de Malargüe, quedó destruida en el tramo que media entre la cuesta de El Chihuido, a unos kilómetros al sur de la ciudad cabecera de ese departamento, y aquellas lagunas
El sur de Mendoza apuesta al desarrollo del turismo de aventura por lo que estableció una estrategia para mantener en la agenda pública los anuncios de reparación de la ruta. La 40 es la única ruta nacional que atraviesa todo el país a lo largo. Aunque tiene varios tramos de tierra, en los últimos años se le ha dado mayor importancia a este camino y se intenta reforzar el turismo en las zonas que atraviesa.

Los números

La Ruta 40 -que recorre la Argentina de punta a punta- es promocionada como una “carretera mágica” que, en sus casi 5 mil metros, atraviesa 236 puentes, cruza 18 importantes ríos, bordea 13 grandes lagos y salares, lleva a 20 reservas y parques nacionales, y conecta con 27 pasos cordilleranos.

Ya cumplió los 16 años

Los pedidos de las provincias de Neuquén y Mendoza para que se repare la Ruta 40 en el tramo que divide el país en dos, se remontan a 1992.

Neuquén > En un país centralista como la Argentina no son comunes las firmas de acuerdos entre gobernadores y mucho menos habitual que estos acuerdos lleguen a cumplirse. Neuquén y Mendoza tienen un pequeño historial de firmas de acuerdos. En 1992 se firmó un documento para asfaltar la Ruta Nacional 40 en los deteriorados 220 kilómetros que dividen al país en dos: el norte y la Patagonia.
En el 2001 las dos provincias volvieron a pedir a Vialidad Nacional que en los presupuestos de 2002 y 2003 se incluyan las obras de pavimentación que hacen falta para unir Neuquén con Mendoza. En aquel entonces el gobierno neuquino había propuesto reparar el puente entre el norte neuquino y el sur de Mendoza que se construyó en 1942 y estaba muy deteriorado.
Este deterioro en la ruta impide la integración de la región desde lo económico y del intercambio de sus producciones.
La pavimentación del tramo entre Barrancas y Malargüe también tendrá un efecto directo sobre el intercambio con Chile, permitiendo unir los pasos fronterizos priorizados por ambas provincias con el vecino país: Cristo Redentor, El Pehuenche (Mendoza), Pino Hachado y Cardenal Samoré.
Neuquén contruyó los 145 kilómetros entre Chos Malal y Barrancas. Se habilitó en 1996. Desde el puente hasta Ranquil Norte (Mendoza) hay 36 kilómetros que nunca tuvieron asfalto.El resto de la ruta está pavimentada, pero hay sectores que presentan dificultades, principalmente Bardas Blancas a 60 kilómetros al sur de Malargüe hasta la Cuesta del Chuihuido. Este tramo suma 48 kilómetros complicados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído