El clima en Neuquén

icon
26° Temp
26% Hum
La Mañana epet 8

Problematizar situaciones para poder abordarlas

Muchas veces las instituciones educativas se quedan en una cuestión dilemática y eso obstaculiza, inmoviliza y no permite accionar ante las violencias.

Por Francisco Sevilla (*)

Te puede interesar...

La institución educativa escolarizada, como parte de lo social en sentido amplio, es reproductora de gran parte de lo que la comunidad manifiesta en otros contextos, a través de expresiones violentas e intentando delimitar y “marcar” lo diferente, lo “patológico”, lo “anormal”, lo “no aceptado” y lo “no tolerado” .

Para la OMS la violencia es el uso deliberado e intencional de la fuerza física o el poder ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daño psicológico, trastornos de desarrollo, entre otros. Vincula intención con acto mismo independiente de las consecuencias que se producen. La palabra “poder” y la frase “uso intencional” amplían la naturaleza del acto violento.

Problematizar es conocer y evaluar para tomar decisiones responsables y con compromiso.

Por ello es preciso generar en contextos sociales en general, y en particular en las instituciones escolarizadas, espacios salutogénicos de diálogos e intercambios, atendiendo las demandas y problematizando las situaciones para abordarlas. Es preciso desaprender las matrices de aprendizajes que nos han mostrado la violencia como una alternativa de solución a los conflictos. Mejorar la comunicación interpersonal y la autorreflexión en las propias conductas para la resolución de problemas en las relaciones, y que nos lleve a respetar las diferencias que nos constituyen como personas y nos hacen crecer como seres humanos.

Hablamos de problematizar situaciones ya que, muchas veces, las instituciones educativas se quedan en una cuestión dilemática y eso obstaculiza, inmoviliza y no permite accionar ante las violencias. Problematizar es conocer y evaluar para tomar decisiones responsables y con compromiso.

El trabajo en la promoción de la salud integral, y particularmente la mental, debe ser un abordaje bio-psico-socio-ontológico. Junto a la atención y contención de las víctimas en primer lugar, al trabajo con quienes naturalizan y ejercen violencia, sus vínculos familiares, escolares, laborales, recreativos, deportivos y sociales en general.

Al respecto la UNICEF-ONU desde el año 2016 viene aportando materiales para trabajar específicamente el acoso escolar o bullying, sus tipos, manifestaciones y posibles intervenciones con protocolos al respecto.

(*) Especialista en Educación y Lic. en Psicopedagogía (MP 142 Neuquén - MP 702 Río Negro). Docente cátedra Psicopedagogía Preventiva Universidad de Flores (Uflo Comahue).

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario