Puso el pene en una botella plástica y se lo amputaron

La quiso usar como juguete sexual y se le hizo una necrosis grave.

honduras

Los médicos de un hospital de Tegucigalpa, Honduras, tuvieron que amputarle el pene a un hombre de 50 años luego de que acudiera al centro hospitalario con el miembro viril atrapado en una botella de plástico. Según han informado fuentes del Hospital Escuela Universitario, el hombre pasó cuatro días con el pene dentro de la botella. Sólo decidió acudir a recibir asistencia médica cuando comenzó a sufrir necrosis (muerte de células y tejidos vivos del organismo).

El diagnóstico que se maneja es que el miembro estaba microtizado, es decir, no tenía ya circulación sanguínea, por lo que al llegar al centro sanitario el tejido estaba muerto y no se pudo hacer nada por él, así que decidieron amputarlo para evitar otro tipo de consecuencias físicas.

Según aseguran fuentes de la investigación, este hombre -de quien no se reveló su identidad- quiso utilizar la botella plástica como juguete sexual, es decir, intentar autosatisfacerse introduciendo su pene ahí. Pero éste se le pegó en los costados de la botella y no se la pudo sacar por sus propios medios.

De acuerdo con la declaración de uno de los cirujanos que participó de la operación, y que pidió que su nombre y cargo se mantuviesen en reserva, al hombre le dio una profunda vergüenza lo que le había ocurrido. Tanta que decidió esperar para ver si podía despegar su miembro y quitarse la botellita plástica sin la necesidad de ir al hospital. Pero ante el agravamiento de la situación (su pene se había puesto completamente negro), no le quedó más remedio que ir, con el peor de los finales.

El urólogo Dennis Chirinos afirmó que el hombre nunca más va a tener relaciones sexuales debido a la amputación. Informó que se le colocó de nuevo la uretra para que pueda orinar, pero que fue imposible reimplantar el pene ya que “cuando se inicia la necrosis, el plazo para resolver el tema es de cuatro horas como máximo. Y aquí pasó mucho más tiempo”.

Según el médico, si bien reconoció que no es la primera vez que ve un caso de estas características, no deja de ser algo extraño. “Se trató de un paciente de 50 años que no tenía novia o esposa y decidió aliviar su frustración sexual con una botella. Fue una muy mala decisión: cuando el caso llegó a nosotros, ese pene estaba completamente muerto. Y la necrosis era muy grave”, dijo. Y explicó lo que provocó este triste cuadro clínico: “Introducir el pene en una botella causa una constricción de los vasos sanguíneos y desde ahí se dispara el resto del problema. Es una emergencia que lógicamente da vergüenza, pero no recibir atención médica en tiempo y forma lleva a estas penosas consecuencias”, contó el doctor Chirinos, quien aprovechó para recomendar a los hombres mantener higiénico el miembro, en especial detrás del prepucio. Y pidió que no introduzcan el pene en objetos extraños.

“Cuando hay necrosis, el plazo para resolver el tema es de cuatro horas. Acá pasó más tiempo”.Dennis Chirinos. Urólogo que participó en la cirugía de amputación

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído