El clima en Neuquén

icon
18° Temp
21% Hum
La Mañana Carlitos Balá

Qué era el "Chupetómetro": la gran creación de Carlitos Bala

El comediante argentino marcó una era y dejó su sello para siempre en el recuerdo de muchos niños. Murió a los 97 años.

Carlos Salim Balaá Boglich, o artísticamente reconocido como Carlitos Balá, nació el 13 de agosto de 1925 en la provincia de Buenos Aires y desde muy temprana edad ya había demostrado su pasión por la comedia y la actuación.

En sus comienzos, específicamente en la década de los 50, integró un trío humorístico con Alberto Locati y Jorge Marchesini, luego pasó a la radio y finalmente encontró el éxito en televisión en los años '60, donde debutó en Telecómicos.

Te puede interesar...

En 1962, se casó con Marthita Venturiello con quien luego tuvo dos hijos. “Estuve toda mi vida con él, desde los 18 años, siete de novio, 56 de casados. Me presenta como su mamá”, recordó Marthita con mucho cariño tras el fallecimiento de su esposo.

Debutó en solitario en televisión en Canal 9 con un programa de humor, Balamicina: un nuevo remedio para el mal humor. Luego continuaron otros títulos exitosos en la televisión como: El clan de Balá, El soldado Balá, El flequillo de Balá.

En el año 1963 se estrenó la primera entrega de la trilogía que lo haría famoso en cine: Canuto Cañete, conscripto del siete. Y a la que luego le siguieron dos más: Canuto Cañete y los 40 ladrones en 1964 y en 1965 Canuto cañete, detective privado.

Entre esos años surgieron sus famosas muletillas como: “¿qué gusto tiene la sal?” o “Más rápido que un bombero”. Las cuales surgían en situaciones cotidianas que vivía el comediante y que luego decidía sumarlas a su repertorio.

En 1970 aparece por primera vez en televisión uno de sus programas más exitosos: El Show de Carlitos Balá. En él se creó el famoso chupetómetro, un enorme contenedor, dispuesto en el estudio en el cual los niños podían arrojar su chupete, signo y señal que había terminado la etapa de su uso.

Esta singular propuesta fue muy útil, ya que animó a miles de chicos a dejar este elemento tan preciado en los primeros años de vida y que luego a los padres les dificultaba el poder desprenderlos de él.

"Nunca los conté, ojalá lo hubiera hecho, porque hubiera entrado en el Guinness. Dos, tres millones, qué sé yo", dijo el comediante en relación a la cantidad de chupetes que logró coleccionar.

Carlitos continuó actuando en la pantalla televisiva, participó en El Tío Disparate, Las locuras del profesor, Locos por la música, entre otros papeles importantes. En el 2011 se integró al show infantil de la conductora Panam. Pero siempre fue recordado por invitar a los niños a dejar el chupete con su maquina.

Embed

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario