Salió de la cárcel por un arrebato y volvió al calabozo por encubrir otro delito

Es un joven ladrón que tiene varias causas en trámite. Fue atrapado por personal de la Comisaría 24 tras circular en una moto denunciada el miércoles como robada por un inspector de Tránsito.

Salió de la cárcel, reincidió en el delito y cayó otra vez. Personal de la Comisaría 24 lo reconoció cuando transitaba por la calle Primeros Pobladores y Arenales, a bordo de una moto robada. El sospechoso realizó peligrosas maniobras para evadirse, pero no lo logró, y en Venezuela y Naciones Unidas, la Policía lo detuvo.

El hecho ocurrió pasadas las 17 de ayer, luego del robo una moto -marca Corven, de 110 centímetros cúbicos- que se encontraba estacionada en la calle Teniente Ibañez al 900.

Te puede interesar...

Una persona que se desempeña como inspector de Tránsito denunció que mientras desarrollaba sus tareas laborales en el ámbito municipal, durante toda la mañana, dejó estacionada su motocicleta con traba volante, sobre calle Teniente Ibañez, y cuando finalizó sus tareas, se percató de que se la habían sustraído”, indicó el parte de la Policía.

En base a las características del rodado, los efectivos de calle estuvieron atentos;y en la tarde ayer lo encontraron, mientras era conducido por el sospechoso.

Se trata de un joven, de 19 años, muy conocido en el ambiente delictivo por otros antecedentes penales, con domicilio en el Barrio Obrero.

Según recordó el jefe de la unidad que intervino en el caso, Rubén Ralinqueo, hace dos meses atrás, el sospechoso había estado detenido en el Penal 5 por un arrebato, de donde luego salió en libertad, con la condición de cumplir ciertas pautas de conducta impuestas por la Justicia.

Había estado detenido por un robo, pero recuperó la libertad porque se cumplió el plazo de la preventiva y no persistían los peligros procesales en ese momento”, informaron fuentes ligadas a la fiscalía.

Sin embargo, el sospechoso hizo caso omiso y volvió a delinquir. Esta vez, se le inició una causa por encubrimiento y quedó alojado en los calabozos de la comisaría.

Con mucha rapidez, la Justicia tomó cartas en el asunto y en una audiencia de formulación de cargos, lo acusó y ordenó la prisión preventiva por el término de un mes, ya que además del hecho denunciado, tiene otras causas en trámite.

Se lo acusó por el delito de encubrimiento por recepción sospechosa, en calidad de autor, ya que no se pudo determinar si el mismo era la persona que sustrajo el rodado”, se indicó desde la fiscalía. Aunque esa es la sospecha policial.

La acusación fue realizada por el fiscal Martín Pezzetta.

LEÉ MÁS

Se le metió una abeja en el auto y casi termina en una tragedia

Atraparon a la banda que robaba con inhibidores

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído