San Antonio guarda una deslumbrante playa que enamora

La Mar Grande, cercana a Las Grutas, es visitada por pocos porque aún no todos la descubrieron.

Luis Uribe
Corresponsal de Las Grutas

San Antonio.- La vista se pierde en el horizonte, donde una línea azul funde el océano con el cielo. Es durante la bajamar, cuando el agua se retira cientos de metros para dejar una playa para dejar la imagen de un desierto húmedo. El fenómeno se puede apreciar en toda la costa rionegrina, pero hay lugares en los que se nota con mayor claridad, como en la Mar Grande, uno de los balnearios de San Antonio.
Ese no es el momento que se preste para disfrutar la plenitud del mar, porque literalmente no está, se retira. Más bien es ideal para la práctica de disciplinas deportivas como el carrovelismo, que requiere una superficie extensa y plana. O bien para gozar de la tranquilidad y la intimidad que regala la amplitud del espacio.

Su calma contrasta con el griterío de los vendedores y los altoparlantes que se escuchan en las playas más concurridas. Aquí todo es apacible, con un silencio que sólo pueden interrumpir las gaviotas.

Cuando el mar avanza hasta su punto cúlmine y la olas estallas más cerca, se presta para el inevitable chapuzón. Cambia totalmente el paisaje. Pero así y todo conserva uno de los mayores atributos que tiene este punto de la costa: la seguridad. Sobre todo para los niños, ya que es posible caminar decenas de metros aguas adentro, que ésta apenas le llegará a la altura de la rodilla.
La Mar Grande es un balneario que hasta hace algunos veranos parecía reservado a los lugareños. Es que pocos turistas llegaban a visitarlo porque no se conocía. Sin embargo, desde hace algunas temporadas reúne cada vez más gente, debido a que su belleza trascendió por el boca a boca, y algo de difusión que se le ha dado.

Le faltan cosas

En el lugar, los servicios son escasos: no hay sanitarios ni guardavidas. Recientemente se aprobó la construcción de un parador, por lo que se recomienda ir provisto de bebidas frescas y alimentos.
Para llegar se debe tomar el camino que conduce a la planta de ALPAT -Alcalis de la Patagonia-, que nace en el cruce de rutas donde se encontraba la Estanciera -cruce de acceso a Las Grutas-. Poco antes de llegar a la fábrica de carbonato de sodio, parte un camino de arena hacia la derecha que desemboca en el tranquilo balneario.

Los sucios y las consecuencias


Retiran basura

El municipio local informó que tras la celebración del año nuevo se produjo el pico máximo de recolección de basura. En Las Grutas fueron 88 toneladas, mientras que en San Antonio alcanzaron las 56.

Llegar a los turistas

Desde el Municipio se indicó que hay que concientizar a los individuos y acompañar a instituciones y personas que trabajan en estos temas para que sigan haciéndolo, ya que es un trabajo de compromiso social y docencia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído