El clima en Neuquén

icon
22° Temp
31% Hum
La Mañana Sebastián Wainraich

Sebastián Wainraich confesó con qué la pasa mal en el Mundial de Qatar

En un móvil para "A la Barbarossa", se encargó de hablar acerca de los distintos conflictos que debe afrontar en el país de medio oriente.

Sebastián Wainraich se suma a la larga lista de famosos que se encuentra en Qatar para alentar a la Selección en la Copa del Mundo. Sin embargo, pese a estar en el lugar que cualquier argentino quisiera, hay cosas de este país a las cuales no termina de adaptarse. Es por eso que se convierten en una problemática para él.

Por su cultura y costumbres, era sabido que para los argentinos podría llegar a ser un problema adaptarse a Qatar. Es que en medio oriente las cosas son muy distintas, por lo que no es nada fácil acomodarse. En cuanto a Sebastián Wainraich, su problema viene por el lado de la comida.

Te puede interesar...

Sucede que Noe Antonelli, quien está cubriendo el Mundial para "A la Barbarossa", lo invitó a pasear por las distintas calles qataríes. "Hay de todo en este lugar, es como que uno se mete en un bazar y va encontrando los puestitos", contó la periodista mientras mostraban el lugar.

Noe antonelli y Sebastían Wainraich en Qatar.jpg

Teniendo en cuenta que ya estaban en horas del mediodía, a Georgina le picó la curiosidad por el tema comida: "¿Hay olor rico como a especias o algo así?".

A lo que Noe respondió: "Sí, acá puntualmente no, pero en el otro lado está lleno de especias y se sienten todos los aromas". Desde el piso, Barbarossa le indicó que le gustaría que le traiga especias desde Qatar.

Para comenzar a sumar a Wainraich a la charla, la conductora le consultó: "¿Seba qué fue lo más raro que comiste en Qatar?". Esto le dio el pie para que él dé su descargo ante el conflicto que arrastra hace tiempo: "Lo más raro... comí cosas que no sé cómo se llaman. Todo es muy picante acá, Georgina, cuando vos decís 'no me sirvas picante' todavía es muy picante".

Noe antonelli y Sebastían wainraich.jpg

Más allá de estar disfrutando de la Copa del Mundo, expresó cuál es la otra problemática que viene arrastrando: "Además de lo raro, los horarios en los que estamos comiendo. Nno nos adaptamos a los horarios y seguimos viviendo como si fuera Argentina".

"Nos dormimos 5 o 6 de la mañana, nos despertamos a las 11 o 12 y ahí directamente pasamos al desayuno que es almuerzo", marcó sobre lo mucho que le está costando adaptarse al cambio horario.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario