El clima en Neuquén

icon
30° Temp
18% Hum
La Mañana rugbiers

Secuestran los celulares de dos rugbiers: manejaban las redes que los "apoyaban"

Se trata de los teléfonos de Blas Cinalli y Enzo Comelli. Los mensajes en Instagram y Twitter defendían a los acusados de matar a Fernando Báez Sosa.

El Servicio Penitenciario secuestró dos celulares que eran utilizados por los rugbiers en el Penal de Dolores. Se trata de Blas Cinalli y Enzo Comelli, dos de los acusados más complicados en la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Se pudo corroborar que utilizaban los celulares para responder mensajes en cuentas de redes sociales creadas por ellos mismos y que "apoyaban" a los rugbiers.

Te puede interesar...

Hace algunas semanas se había dado a conocer la cuenta @rugbiers.zarate que, tanto en Instagram como en Twitter, respondían preguntas de otros usuarios acerca de la situación actual de los acusados.

A su vez, muchos otros utilizaban el lugar para expresar enojo y molestia por la creación de una cuenta que apoye a los rugbiers implicados en el crimen del joven de 18 años.

“Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio”, se lee en la descripción de ambas cuentas.

El secuestro de los dos celulares se realizó el mismo día en que se iniciaron los alegatos por parte de la Fiscalía y la Querella que exigirán en los pedidos de condena la prisión perpetua para los ocho acusados.

Los alegatos por parte de la defensa a cargo de Hugo Tomei serán el jueves 26 de enero donde el abogado buscará modificar la imputación de los rugbiers y hasta existe la posibilidad de pedir la absolución de alguno de ellos.

El alegato de Burlando

Fernando Burlando, abogado querellante en representación de la familia de Fernando Báez Sosa, adelantó que pedirá la pena de prisión perpetua para los rugbiers por homicidio por premeditación y alevosía, y que la víctima fue “un despojo” cuando ya lo dejaron golpeado.

El abogado se refirió al cruce que tuvo Máximo Thomsen, a quien consideró “líder” del grupo, con Fernando Báez Sosa en el boliche. Báez Sosa “fue fusilado a golpes mortales”, acotó.

“Nadie puede repetir de esta tragedia de horror la palabra incidente”, sostuvo el abogado, quien también se valió de la prueba de videos que se exhibieron en la sala de juicio.

A las 4 horas 38 minutos, dijo Burlando, se inició “la emboscada” para atacar a Fernando y sus amigos. “Hubo voluntad de matar y por eso lo mataron, existió un plan asesino”, señaló.

Fernando Burlando alegatos

En cómo se dio el ataque aseguró que fue Ayrton Viollaz, el rugbier que “impartió” la orden de atacar a Fernando y sus amigos. “El acuerdo previo se inició en la vereda de Le Brique, segundos más tardes, Luciano Pertossi y acusados cruzan la avenida, se reúnen y terminan de organizar el plan criminal”.

Fue “en manada y organizadamente” el ataque a Fernando y luego de verificar “la ausencia de peligros”, esto es la ausencia de la policía que fue a intervenir en un conflicto a la vuelta del boliche.

Además, estableció una cronología de los hechos: a las 4.31 Fernando salió por las escaleras de Le Brique, entre las 4.31.27 los acusados pasaron por un pasillo interno del boliche por una salida de emergencia, a las 4.32 Fernando cruzó la avenida y pocos segundos después se vio a Lucas Pertossi en la vereda del boliche, luego a Viollaz y a otros de los acusados, y se sucedieron hasta las 4.45 horas en la que llevaron a cabo el homicidio.

Burlando habló de una “zona liberada” frente a Le Brique y que fue una “voraz carnicería” que llevaron a cabo “los asesinos que mataron a Fernando”. “Tuvieron intención homicida”, dijo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario