Sexis pero incómodos y peligrosos para la salud

Los tacos altos pueden causar lesiones y deformar los pies.

Fetiche. Erótico. Un símbolo de feminidad. En 2014 un estudio reveló que al usarlos, las mujeres reciben más atención y tienen más capacidad de persuasión sobre los hombres. Y es cierto, son lindos, quedan bien y estilizan, pero ¿a qué costo?

Los tacos altos además de incómodos son peligrosos. Hacen que el pie tenga que adoptar una forma diferente a la natural debilitando y hasta atrofiando los músculos, especialmente los de la zona del tobillo. Este tipo de calzado puede llegar a deformar los pies, ya que propicia la aparición de juanetes y de "dedos de martillo", es decir, las extremidades adquieren una posición similar a la de una garra.

Además, aumentan las probabilidades de sufrir accidentes. Tan sólo en Estados Unidos, 20 mil mujeres acuden cada año a las salas de emergencia producto de percances sufridos por el uso de tacos altos, número que va en aumento con respecto a décadas pasadas.

A su vez, los tacos hacen que el cuerpo tenga mayores problemas para equilibrarse, facilita las torceduras, caídas y esguinces, entre otras lesiones que pueden requerir cirugía.

Asimismo, afectan la curvatura de la columna vertebral. La zona baja de la espalda recibe más presión que la habitual y otras zonas del cuerpo, como la pelvis, se mueven de forma antinatural al caminar, lo que puede desalinear las vértebras y causar dolor o lesiones crónicas.

Por si fuera poco, quienes practican deportes y suelen usar tacones, con frecuencia tienen más probabilidades de lesionarse más allá de que lleven puestas zapatillas adecuadas. Esto se debe a que sus piernas y casi todo su cuerpo perdieron fortaleza.

Los zapatos ideales no deben superar los cuatro centímetros, pero sí deben tener alguna ligera elevación. Las chatitas no son recomendables ya que al no tener amortiguación, favorece a la pérdida de cartílago y al desgaste de la superficie ósea.

Sexismo y discriminación
Si bien la mujeres podemos elegir entre diferentes tipos de calzados, parece que no todos piensan los mismo. En Londres, una mujer fue despedida de un empresa por negarse a usar zapatos de entre 2 y 4 centímetros. Se trata de Nicola Thorpe, una joven de 27 años que luego de esa experiencia comenzó a juntar firmas para modificar la legislación británica que permite que un empleador le exija a sus empleados usar, por ejemplo, tacos altos.

También, en un restaurante de Canadá, donde el jefe obligaba a las camareras a trabajar con tacos altos, una de sus empleadas subió una foto de sus pies sangrantes a Facebook que se viralizó y generó polémica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído