La limpieza del canal P2, el principal desagüe de Cipolletti, se sigue demorando y las acumulaciones de lama, basura e inmundicias a lo largo de su cauce son fuente de creciente preocupación. En tiempos en que puede venirse una tormenta de proporciones en cualquier momento, no se podrían evacuar las precipitaciones del modo más conveniente si eso pasara.

Te puede interesar...

A la suciedad que se observa en muchos tramos de su curso se agrega la dificultad que ocasiona el avance humano sobre sus riberas, donde no faltan las viviendas que lo bordean y que impiden con su presencia que se desarrollen las tareas de limpieza y mantenimiento.

El intendente Claudio Di Tella tiene prevista para mañana una reunión con integrantes del Consorcio de Regantes local, pero el encuentro podría fracasar porque el titular de la entidad, Eduardo Artero, tiene otra actividad programada para la jornada. Bien visto, alguna diferencia más profunda parece subyacer al desencuentro.

Por lo que se supo, en el consorcio esperaban que el jefe comunal cumpliera un planteo que formuló en cuanto a que el Municipio firmaría un nuevo convenio para que la institución de riego retome las labores de mantenimiento de una parte de la red de canales de drenaje. Hace unos días dejó de hacerlo y en la comuna están en tratativas con el Departamento Provincial de Aguas para definir cómo se retomarán las prestaciones.

Mientras se resuelve esta trama, la limpieza y el cuidado del P2 siguen demorados y los riesgos de un desborde por lluvias intensas se acentúan con el paso de los días.

LEÉ MÁS

Alarma por el aumento de jaurías en la zona rural

Muchos interesados en ser inspectores municipales

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído