Sin acuerdo de fondo, hay tregua hasta enero en la mesa salarial

Villa La Angostura > Los delegados de los trabajadores municipales y los representantes del Gobierno en la mesa salarial lograron acordar algunos puntos, pero no llegaron a un convenio definitivo que resuelva la discusión salarial del año próximo.
Según el acta que firmaron las partes, los delegados prestaron conformidad para que el bono navideño de 150 pesos, que el intendente anunció días atrás, se pague a todos los trabajadores.
También acordaron que el Ejecutivo pague el 6 % de aumento salarial retroactivo a noviembre a partir de enero. Con la salvedad de que ese incremento sólo les corresponde a los trabajadores con más de 2 años de antigüedad, tal como lo establece el estatuto del empleado municipal. En consecuencia, “si producto de la liquidación retroactiva del 6 % la suma a abonar es inferior a los 150 pesos, el empleado conserva” ese monto abonado por la Municipalidad.
Ahora, “si el importe a abonar” correspondiente al 6% es superior a los 150”, que se pagaron como bono navideño, junto con el medio aguinaldo, el bono se convierte en un pago a cuenta. La diferencia se liquidará en los sueldos de diciembre que se pagan los primeros días de enero.
El bono de 150 pesos lo cobraron esta semana todos los empleados de planta permanente y política del Municipio, como los concejales, quienes anunciaron ayer que lo devolverán.
Los municipales reclaman un incremento de 600 pesos al sueldo básico para el año próximo y esa es la discusión que está pendiente. Por eso, se volverán a reunir con el Ejecutivo para tratar de llegar a un acuerdo.
 
Negociaciones
Los tironeos por los salarios son constantes, aunque en esta ocasión la negociación se complicó luego de que Alonso anunciara un bono navideño de 150 pesos para todos los empleados y un incremento salarial del 10 % para todas las categorías desde enero. Sin embargo, cuando llegó el momento de la discusión en la mesa salarial, los delegados advirtieron que el aumento del 10 % que proponía Alonso era sólo del 4 %. Indicaron que el 6 % restante es un incremento que les corresponde por estatuto a los empleados con más de 2 años de antigüedad.
Bareilles, en representación del Ejecutivo, no tiene esa interpretación y, por eso, defendió en la mesa salarial que el Gobierno ofrece para 2010 una suba del 10%. Allí comenzaron los problemas. El escenario se complicó aún más, después de que los concejales sancionaran por unanimidad el proyecto de reestructuración del Presupuesto 2009 y la polémica ordenanza que fijó las remuneraciones de los cargos políticos en sintonía con la Carta Orgánica Municipal. Al día siguiente de la sanción de la ordenanza, los municipales pidieron los 600 pesos de aumento para 2010, además de un aporte de $ 200 para los trabajadores que tienen hijos en la Universidad y elevar la asignación por hijo de 60 a 90 pesos, sin perder el concepto de familia numerosa.

Deja tu comentario


Lo Más Leído