"Soy celosa, pero me hago la cool"

Adelanta el estreno de la comedia Educando a Nina, su protagónico más jugado, con dos personajes. Habla de la competencia y de los celos con Adrián Suar, su pareja y actual director de Canal 13. "Hacemos apuestas a ver quién gana", afirma.

Paula Bistagnino
Especial


La chica que se formó y creció como actriz en el under porteño hace rato dejó los escenarios alternativos para pasar a la popularidad de la televisión abierta y el prime time: participó de muchos programas exitosos y fue ganando reconocimiento, pero todavía le faltaba el gran protagónico en el que pudiera mostrar todos aquellos años de formación en danza, canto, actuación y otras disciplinas, todos juntos, en primer plano. Ese momento llegó ahora con Educando a Nina, y no de la mano de Pol-ka, la productora donde hizo los primeros pasos y donde conoció a Adrián Suar, el dueño y su "novio" -como ella lo llama- desde hace más de una década y el padre de su hija Margarita, de 3 años. No, la oportunidad llegó de parte de Underground, la productora de Sebastián Ortega y principal competidora de Pol-ka, y se estrena en Telefe, el rival clásico de El Trece, donde su novio Suar es gerente de programación. "Esto fue una oportunidad soñada: una comedia, con dos personajes antagónicos, pensada para mí, en la que bailo, actúo, canto... No podía decir que no, claro. Y una vez que dije que sí, siento que tengo que estar a la altura de la oportunidad que me dan. Y, ante semejante regalo, lo que tengo que hacer es responder con todo lo que tengo, con todas las armas y con toda la responsabilidad", dice la actriz.


Un poco de cada una: La actriz contó que tiene algo de cada una de las protagonistas: es una chica de barrio que hoy está rodeada de lo frívolo.

¿Fue difícil tomar la decisión?
No, en el sentido de que no había dudas sobre el proyecto y la oportunidad. Pero el tema es que yo a veces, como mamá, soy un poco reticente a irme de mi casa porque me gusta mucho estar con mi hija todo el día. Y tenía miedo por eso, porque yo sé cómo es grabar una tira así. Pero Adrián me alentó a hacerlo y me dijo que nos íbamos a organizar los dos para que yo pudiera hacerlo.
¿Adrián no se puso celoso de que otra productora te ofreciera esto?
No, no, le encanta. Telefe me viene ofreciendo distintas cosas hace mucho, pero yo he elegido siempre Pol-ka no por él, sino porque el proyecto de Pol-ka era el mejor. Pero en este caso el de Underground fue mejor.
¿Hablan de la competencia?
La verdad es que a él le encanta que yo haga esto, pero sí hablamos de la competencia. Y cada uno quiere ganar, claro. Nosotros nos relacionamos mucho a partir del humor, así que lo que genera esto es chistes, chistes y chistes. Incluso hacemos apuestas y nos decimos "te voy a reventar, vas a ver".
En El Trece ya cambiaron la grilla por el estreno... Se ve que te consideran un plato fuerte.
Obvio, muy fuerte. ¡Terror me tienen! Me parece perfecto: llevaron lo mejor que tienen para competir con un estreno. Él es el programador de un canal y yo simplemente soy la protagonista de una tira. No es una competencia uno a uno. Más difícil es competir con otra ficción, porque uno tienen amigos en el otro canal y bueno... Pero es lo que hay que hacer. Además, como vivo con el programador del otro canal, justamente sé que es un cambio que se tiene que hacer, igual cuando llega Marcelo (Tinelli).
-Se te ve muy sexy, ¿te cuidaste para ponerte en línea con las exigencias del personaje?
Me puse a tiro para trabajar, más allá del personaje. No tengo una obsesión de tener determinado cuerpo para la vida, pero sí para trabajar y sé perfectamente lo que tengo que hacer para estar bien, porque me crié en la Escuela Nacional de Danza. Pero cuando sé que no voy a trabajar, me como todo y engordo sin preocuparme... Me gusta desayunar facturas todos los días.
¿Te sentís sexy?
Yo me hago la sexy, pero a veces me veo sexy a veces no, como todos. Es un personaje que lo tengo en la cartera de mano y me divierte sacarlo.
Volvés a hacer pareja con Esteban Lamothe, como en Farsantes. ¿Hay química?
Esteban es lo más. Hay pocos actores como él: tiene una relajación inmensa para trabajar y es un compañero muy masculino, muy chongo, en el sentido de que es supercaballero y contenedor. Y encima es un potro. Así que genial. Antes tuvimos una pareja desgastada y ahora nos vamos a tener que enamorar. Eso nos divierte y creo que tenemos mucha química para hacer una pareja de ficción.
¿Adrián es celoso?
Adrián no me cela mucho. Es un hombre muy inteligente y además se hace un poco el cool. Ojo, que yo también me hago la cool, pero no se puede negar que es fuerte ver a tu novio chapando y toqueteándose con otra. Todos nos la bancamos un poco, pero siempre hay celos.
Adrián se está consagrando como un comediante y vos, con este programa, también, ¿pensaron en hacer algo juntos?
Sí, tenemos muchas ganas de hacer una película y, de hecho, ya estaba en los planes. Pero tuvimos que posponerlo porque salió Educando a Nina. Nunca trabajamos juntos estando en pareja, sólo cuando nos estábamos conociendo. Y a mí, además me encantaría, porque él me parece el mejor comediante.
Vas a ser Mara, una cheta frívola, y Nina, una chica de barrio y un poco grotesca. ¿De cuál estás más cerca?
De las dos. Creo que tengo más de Nina, que además es un personaje mucho más naturalista. Yo nací en un barrio, en Caballito, y me crié en Villa Luro, así que tengo mucho de barrio. Pero sería mentiroso decir que sigo siendo aquella chica. Y como actriz reconozco y me rodeo de ese mundo más superficial, de la moda y el lujo. Tengo de las dos. Y me gusta eso.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído