El clima en Neuquén

icon
19° Temp
39% Hum
La Mañana tendencia

Tendencia: empresas y profesionales comparten espacios comunes de trabajo

Se los denomina coworking. No solo se apunta reducir costos sino también a generar mejores y más funcionales ambientes laborales.

Casi como una tendencia, los espacios comunes para el trabajo de empresas y profesionales van ganando terreno en Neuquén. Se los conoce como coworking y permiten no sólo ahorrar costos en el alquiler de grandes oficinas sino también posibilitar lugares de interacción y de una “sinergia positiva” entre trabajadores de distintos rubros.

Así lo explicó Pablo Arpajou, de Safiar, una empresa desarrolladora que diseñó un coworking en el Parque Industrial de Neuquén y que se llama Ned One. Allí, en 1500 metros cuadrados conviven 23 empresas relacionadas con comunicación e innovación, informática, logística, seguridad e higiene y recursos humanos.

Te puede interesar...

La empresa, que pronto inaugurará otro coworking en el centro de la ciudad de Neuquén y que tiene proyectos para instalarse con estas unidades funcionales en otros lugares del Alto Valle y en Añelo, desde el punto de vista de la arquitectura busca que estos desarrollos tengan una

dinámica de espacios abiertos, verdes y agradables. “Buscamos que sean lugares creativos y divertidos para trabajar y esos se lo da quien gerencia el coworking”, explicó Arpajou.

oficinas coworking

“Es un mecanismo que usan las empresas para ser más flexibles. Lo hay para profesionales independientes como abogados, arquitectos o contadores. Nosotros apuntamos a empresas y es una tendencia. De hecho, hoy estamos trabajando para ampliar un ala del Parque Industrial, además de que en 90 días inauguraremos uno en el centro”, comentó.

¿Cómo funcionan? Varía según el coworking pero en líneas generales se trata de un espacio que alberga a varias empresas, que cuentan con un servicio eficiente de comunicación por fibra óptica, limpieza, un sistema de proveeduría de alimentos, con oficinas abiertas o cerradas, según el caso, y acceso a salas de conferencias. “De lo único que se tienen que ocupar las empresas y profesionales es de ponerse a trabajar porque todo lo otro está resuelto”, advirtió Arpajou.

Ana Silvetti, una arquitecta que desarrolló su propio coworking, dio su visón respecto a este fenómeno. “Para mi el concepto es el de un espacio compartido de trabajo, no un alquiler de oficina. Lo que veo como tendencia es que en pandemia después que las empresas cerraron sus oficinas empezaron a tener a sus empleados de manera remota pero no en sus casas, sino en coworking”, indicó.

Este sistema de compartir espacios laborales la aplican las empresas entre sí, al igual que los profesionales, pero también se da hacia adentro de una sola firma, bajo el concepto, explicó Silvetti, de espacios de trabajo “deconstruidos”.

En su propio coworking, esta arquitecta cuenta con una composición variada de actores. “Nuestro objetivo es generar una red de contacto con gente que hace cosas distintas y que comparte espacios comunes, como equipamiento y suministros en un ámbito de flexibilidad horaria. Es igual para todos, ya sean profesionales independientes, empleados de empresas multinacionales y extranjeros que trabajan para otros países”, precisó.

oficinas coworking

En cuanto a lo constructivo, Silvetti dio como ejemplo que en su emprendimiento transformó una casa con herramientas de diseño en un lugar donde conviven profesionales independientes, empleados de empresas y otros trabajadores.

Y también el caso de una empresa de Neuquén que modificó todas sus oficinas compartimentadas del edificio que ocupaba y que el encargo fue hacer grandes espacios compartidos.

“Una cosa son los espacios de trabajo que nos encargan como arquitectos y otra es la forma de trabajo, donde lo que hay es una refuncionalización”, resaltó.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario