LMCipolletti ESCUELA

Tuvo que vender sus chivos para seguir estudiando

Víctor Garrido vive en el paraje Los Chihuidos y se compró una compu para sus clases virtuales.

“Tuve que buscar la manera de vender unos animales, algunos chivitos, para comprarme una computadora”, cuenta a LM Neuquén Víctor Garrido desde el paraje Los Chihuidos, a unos 80 kilómetros de Añelo, donde vive con su familia. El joven de 19 años decidió vender los animales para adquirir la tan deseada herramienta que le permita continuar sus estudios secundarios, ahora de manera virtual como consecuencia de la pandemia, en el Centro de Educación Integral San Ignacio (CEI), ubicado en el paraje San Cabao, a 15 kilómetros de Junín de los Andes.

La casa de Víctor se encuentra en medio de este paraje, en plena estepa neuquina a 500 kilómetros de la escuela agrotécnica perteneciente a la Fundación Cruzada Patagónica. Es uno de los alumnos de esta escuela rural que proviene desde más lejos para asistir a clases. El CEI San Ignacio cuenta con una residencia estudiantil donde se alojan los alumnos de comunidades rurales de hasta 500 kilómetros a la redonda. “Cada quince días podemos volver a nuestras casas”, comenta.

Te puede interesar...

En la casa no tienen gas ni electricidad y se abastecen con un equipo electrógeno. “Desde que comenzó esta pandemia, tenemos clases en forma virtual y nos manejamos por la plataforma de la escuela. Como no tenía computadora, usaba el celular”, explica el estudiante que cursa sexto año.

La voz de Víctor refleja el estado de felicidad en que se encuentra. “Ahora, con la compu, se me abrió un mundo nuevo porque puedo estudiar mucho mejor, sobre todo porque no sabemos cuándo volveremos al aula”, indica.

Víctor Garrido estudia con su celular y lo recarga en un grupo electrógeno. Quiere ser profesor de matemática.

Desde Cruzada Patagónica resaltaron el esfuerzo y la dedicación que en este tiempo ha mostrado Víctor para los estudios. Señalaron que es uno de los pocos estudiantes de su curso que aprobó matemática en plena pandemia y en forma virtual, con las limitaciones de conexión con las que cuenta. “Estudió con su celular, tiene internet pero no electricidad. Así que cuando consigue combustible en el pueblo para el grupo electrógeno, carga su celular y cumple con sus tareas”, comentaron desde la institución.

El sueño de Víctor es convertirse en un futuro próximo en profesor de matemática, aunque también le gusta la agronomía. “Me gusta mucho matemática, me llevo bien con los números, y le estoy agarrando la mano cada vez más”, comenta. Cuenta que cuando termine el secundario posiblemente se vaya a Cutral Co para estudiar el profesorado de matemática en el Instituto de Formación Docente.

Admite que de chico no le gustaba tanto estudiar –hizo la primaria en la Escuela Albergue 264 de Los Chihuidos–, sino andar en el campo y con los animales “como ahora”.

Expresa su preocupación por la situación que se está viviendo en el interior de la provincia como consecuencia del temporal de lluvia y nieve. La conversación con el diario se concretó luego de que Víctor repartiera junto con otros jóvenes, a caballo y con la nieve hasta las rodillas, algunos fardos de pasto para los animales de los crianceros y familias que están en los puestos.

“Tuvimos un día muy largo, salimos a las 9 de la mañana y regresamos a las cinco de la tarde, para ir a darles forraje a los animales. La cosa está complicada, hay mucha nieve, los caminos intransitables y encima tuvimos viento blanco”, describe.

Esfuerzos para sostener la escolaridad

En el CEI San Ignacio de Junín de los Andes, de la Fundación Cruzada Patagónica, todos los que conforman la comunidad educativa pusieron su esfuerzo, compromiso y dedicación para sostener y llevar adelante la escolaridad de los estudiantes y, sobre todo, mantener un vínculo cercano con ellos. La escuela ya contaba con su plataforma virtual, pero son pocos los estudiantes que tienen internet, ya que la mayoría provienen de parajes rurales alejados. Un grupo de asistentes se ofreció para llevar material educativo impreso a los estudiantes de los parajes alejados en Neuquén como la comunidad Aucapan, Chiuquilihuin y Barda Negra, entre otros.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario