El clima en Neuquén

icon
22° Temp
28% Hum
La Mañana tragamonedas

Un jardinero ganó un millón de dólares en el tragamonedas y lo cobró 10 años después

En un primer momento, el casino de Chaco en el que ganó dicho premio, se negó a pagar la millonaria suma, diciendo que se trató de "un error informático".

Esta es la increíble historia de Hipólito Ríos, un jardinero de la provincia de Chaco, que un día, allá por el año 2012, fue a probar suerte al Casino Gala de Resistencia. Ese inolvidable 19 de febrero, la fortuna estuvo de su lado y jugando al tragamonedas ganó 72.351.805 créditos, lo que equivalía a un premio de 3.617.590 pesos. En el 2012, el dólar valía poco más de 3 pesos. Al cambio de aquella época, el premio fue más o menos un millón de dólares.

Pero, lo que había sido una enorme emoción para Hipólito y su mujer, se esfumó muy rápido ya que, desde el casino se negaron a pagarle, argumentando que “hubo un error informático”, ya que el premio máximo de esa máquina era 50 mil pesos.

Te puede interesar...

No conforme con la respuesta, el jardinero comenzó una batalla judicial contra el casino que terminó hace unos meses, es decir, 10 años después, la cual terminó ganando.

Hipólito Ríos. El jardinero que ganó 1 millón de dólares en el tragamonedas.

La Justicia falló a favor de Hipólito y el casino tuvo que pagar con montos actualizados

“Siempre fui jardinero. Toda mi vida. Aquella noche terminé cansado, pero quise ir con mi esposa al casino a jugar unos pesitos. Estuve un rato en la maquinita hasta que pasó lo que pasó. Había ganado 3 millones de pesos, pero enseguida se negaron a pagarlo. Recurrí a la Lotería Chaqueña y a la Justicia. Recién ahora me dieron la razón. Pero ya pasaron 10 años y no soy el mismo”, comenzó contando Hipólito al diario Clarín.

Cuando ganó el premio, la esposa de Hipólito se apresuró a sacar una foto para guardarla de prueba. Por entonces, estuvo dos días custodiando la máquina tragamonedas. Fue el mismo tiempo que tardó la fiscalía en secuestrarla. “Antes de irme, le pagué a una persona para que se quede todo el tiempo ahí, cuidándola. Y al otro día me quedé yo”, recordó el ganador.

Casino. Tragamonedas.

Si bien el casino quiso en un momento llegar a un acuerdo, exigían un pacto de confidencialidad, ya que la empresa no quería que quedara un precedente. Fue rechazado. Los fallos de primera y segunda instancia le dieron la razón al jardinero. El casino recurrió al Superior Tribunal de Justicia, que también falló a favor del apostador. En todas estas instancias fue fundamental aquella foto que tomó la esposa del jardinero.

Finalmente, Ríos ya cobró parte del dinero que le correspondía. “Puedo decir que el casino salió ganando. Pagó mucho menos de lo que le hubiese costado en su momento”, dijo el abogado.

“Estoy arreglando mi casa. Ya compré el hierro, las chapas, el cemento y la arena. También un inodoro porque el que tenemos ya está un poquito viejo. Un poco de plata la puse en el banco para que me de intereses. Con eso nos alcanza”, contó Hipólito por su parte.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario