El clima en Neuquén

icon
19° Temp
51% Hum
La Mañana Chos Malal

Un lujo: el caño de agua mineral en el Norte neuquino

Los vecinos de Chos Malal y Andacollo sacan agua de allí desde hace años. También lo hacen los turistas.

En el paraje La Primavera, entre Chos Malal y Andacollo, hace años existe una “Canilla Libre de Agua Mineral” al costado de la Ruta 43. Es una simple manguera que alguien puso alguna vez y de la cual brota agua pura, cristalina y muy fresca. Hasta allí diariamente llegan vecinos de las comunidades cercanas para aprovisionarse de agua en botellas y bidones. Algo similar hacen los turistas y las decenas de arrieros que pasan por sus cercanías.

Hace unos días, Elena Fuentes, una vecina de Mariano Moreno de 75 años, pasó por el lugar a cargar agua en su botella y a mojarse un poco para aplacar el calor de una sofocante tarde de este enero impiadoso. “Siempre que paso por el lugar veo muchos autos y gente en el lugar. Los veo cargando agua y hoy como no había nadie paramos para apreciar y disfrutar del lugar y la frescura de las aguas que bajan de la montaña”, relató.

Te puede interesar...

El caso de Elena es igual al de muchos que paran y se maravillan de las bondades de la naturaleza en este sector del norte neuquino.

En la tarea de recabar información acerca de este atractivo que luce la ruta 43 se pudo saber que al lugar se lo conoce como "La vertiente de Lucho", en alusión al propietario del campo, Lucho Pessino, en donde están las nacientes de estas aguas minerales.

Su historia

El origen de esta vertiente es un menuco (ojo de agua) existente desde antes de la construcción de la ruta desde La Primavera a Chos Malal que se terminó en la década del 90, en lo que se conoció como un tramo "experimental" financiado por Nación. En esa oportunidad, se hizo un relleno en todo ese espacio entre el paraje Raja Palo y donde está la planta de bombeo del gasoducto porque es una zona de numerosos menucos. Tal es así que esa zona se conoce justamente como "Los Menucos" desde épocas muy antiguas.

Según datos históricos, esos lugares eran campos de pastoreo del Fuerte Cuarta División y lugar de acorralamiento y cacería de guanacos. Algunas memorias de soldados de aquellos tiempos señalan que cuando la carne llevaba días de “estacionamiento”, llegaban los cóndores y también se los cazaba para aprovechar sus gruesas plumas para fabricar las antiguas "lapiceras" de tinta.

caño de agua mineral en el Norte neuquino

En cercanías de la vertiente entre los recovecos de las rocas del paraje Raja Palo hasta La Primavera, el lugar fue refugio y campamento de los famosos hermanos Pincheira, donde hubo enfrentamientos con el ejército chileno que los perseguía.

Cuando se construyó la ruta y al hacer el relleno del menuco, el agua apareció como vertiente a la orilla del camino y hubo que hacer un canal y alcantarillado para la evacuación del agua. Y así estuvo por muchos años. Nadie sabe con fecha cierta, quienes pusieron un caño para captar el agua y transformarla de alguna manera en una “canilla libre” y como valor agregado dejarle un atractivo turístico más a la región.

Algunas presunciones les adjudican la autoría a los maquinistas de Vialidad para lograr la captación de agua cuando se comenzó a ejecutar el tramo de ruta desde La Primavera a Andacollo, la cual demandó varios años.

Uso pública

A partir de la colocación del caño, se formó una auténtica “canilla libre” donde el agua cae en forma de cascada sobre algunas piedras que fueron colocadas y luego por un canal se escurre entre los bajos de la ruta. Con el tiempo esa rudimentaria infraestructura se comenzó a utilizar públicamente. Una postal frecuente es observar una verdadera “peregrinación de vehículos” tanto de Andacollo como de Chos Malal para ir a buscar agua en damajuanas, bidones o botellas. Suelen formarse colas largas esperando su turno.

“Cuando yo viajaba por tratamientos a la ciudad de Neuquén, el colectivero de la noche, siempre paraba en el lugar para cargar sus botellas y gente que aprovechaba para bajarse a tomar y cargar su botellita. Lo mismo hacen los crianceros, camioneros y turistas en general”, le contó Isidro Belver a LM Neuquén.

El reconocido historiador de esta región comentó también que varias veces se le pidió a Vialidad, se acondicionara el lugar con algún tipo de obra, sin resultado alguno.

“Recuerdo que hubo llamadas de la gente también en igual sentido. Para hacer una fuente de piedra, adornada, canilla y algo más, pero tampoco hubo acompañamiento. Por mi parte lo propuse a las autoridades del municipio de Andacollo, dentro de su ejido, pero aún no hay avances. Yo creo que sería muy interesante se promocione el lugar y se jerarquice con un nombre y alguna obrita para comodidad de los usuarios. Además de hacerle los análisis de agua que correspondan para darle aún más jerarquía”, concluyó Belver.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario